Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/285

Esta página no ha sido corregida
274

dia tomé doce de caballo y docientos peones y dos tiros pequeños de campo, y fuí allí adonde anda- ban los contrarios, que seria legua y média de la ciudad. Y en saliendo della topé con ciertas espías de los enemigos y con otros que estaban en salto, y rompimos por ellos, y alcanzamos y matamos al- gunos dellos, y los que quedaron se echaron al agua, y quemamos parte de aquellos pueblos; y asi, nos volvimos al aposento con mucho placer y victoria. E otro dia tres principales de aquellos pueblos vinieron á pedirme perdón por lo pasado, y rogáronme que no los destruyese más, y que ellos me prometian de no recibir más en sus pueblos á ninguno de los de Temixtitan. E porque estas no eran personas de mucho caso, y eran vasallos de don Fernando, yo les perdoné en nombre de vues- tra majestad; é luego otro dia ciertos indios desta poblacion vinieron á mí medio descalabrados y mal- tratados, y dijéronme cómo los de México y Te- mixtitan habian vuelto á su pueblo, y como en ellos no bailaron el recibimiento que solian, los habian maltratado, y llevado presos algunos dellos, y que si no se defendieran, llevaran á todos; que me ro- gaban que estuviese sobre aviso, por manera que cuando los de Temixtitan volviesen, yo lo pudiese saber á tiempo que les pudiese ir á socorrer; y asi, se partieron para su pueblo. La gente que habia dejado en la provincia de Tascaltecal haciendo los bergantines, tenian nuevas