Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/276

Esta página no ha sido corregida
265

sáico, hallé la gente que habia dejado muy segura y sin haber habido reencuentro alguno, y hobieron mucho placer con nuestra venida y victoria. E otro dia que llegamos falleció un español que vino heri- do, y aun fué el primero que en campo los indios me han muerto fasta agora. Otro dia siguiente vinieron á esta ciudad ciertos mensajeros de la ciudad de Otumba (1) y otras cuatro ciudades que están junto á ella, las cuales están á cuatro y á cinco y á seis leguas de Tesái- co; y dijéronme que me rogaban les perdonase la culpa, si alguna tenian por la guerra pasada que se me habia fecho, porque allí en Otumba fué donde se juntó todo el poder de México y Temixtitan cuando saliamos desbaratados della, creyendo que nos acabaran. E bien vian estos de Otumba que no se podian relevar de culpa, aunque so excusa- ban con decir que habiann sido mandados; ó para me inclinar más á benevolencia, dijéronme que los señores de Temixtitan les habian enviado mensaje- ros á les decir que fuesen de su parcialidad y que no íciesen ninguna amistad con nosotros; si no que vernian sobre cilos y los destruirian; y que ellos querian ser antes vasallos de vuestra majes- tad y facer lo que yo los mendase. E yo les dije

(1) Así se llama, hoy, y cerca della está San Juan Theo-

thihuan, Axapasco, Quathlanzingo, que antes iré muy grande, y Ostoliepae y Tcepayuean, Xaltepsc, Nopaltepec y la hacienda de Omevusco, CARTAS DE HERNAN CORTES- TOMO I.- 24