Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/266

Esta página no ha sido corregida
255

de ciento y cincuenta mil hombres (1), que quisie- ran dar sobre nosotros; é yo con diez de caballo co- mencé la vela y ronda de la prima, y hice que to- da la gente estuviese muy apercibida. E otro dia lúnes, al último de Diciembre, segui- mos nuestro camino por la, órden acostumbrada, y á un cuarto de legua desta poblacion de Coatope- que, yendo todos en harta perplejidad, y razonan- do con nosotros si saldrian de guerra ó de paz los de aquella ciudad, teniendo por mas cierta la guer- ra, salieron al camino cuatro indios principales con una bandera de oro en una vara, que pesaba cua- tro marcos de oro, é por ella daban é entender que venían de paz (2); la enal Dios sabe cuánto deseá- bamos y cuánto la habiamos menester, por ser tan pocos y tan apartados de cualquier socorro, y me- tidos en las fuerzas de nuestros enemigos. E como ví aquellos cuatro indios, al uno de los cuales yo conocía, hice que la gente se detuviese, y llegué á ellos. E después de nos haber saludado, dijéronme que ellos venian de parte del señor de aquella ciu- dad y provincia, el cual se decía Guanacacio (3),

(1) Aun hoy está muy poblada, y hay muchos pueblos en las cercanías de Tezcuco con haciendas muy hermosas. (2) Los de Tezcuco por esta fidelidad tienen muchos pri- vilegios. (3) Conozco á unos indios caciques que tienen unos ran- chos como descendientes de los s. florea de Tezcuco, y les lla- man de apellido Sanchez, y esta asi declarado por la Real Audiencia: viven en la doctrina de Coathlinchan.