Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/255

Esta página no ha sido corregida
244

Tascaltecal, adonde se hacian, las bergantines, que está de Tepeaca nueve ó diez leguas, y yo con veinte de caballo me fuí aquel dia á dormir á la ciudad de Cholula (1), porque los naturales de allí deseaban mi venida; porque á causa de la enfermedad de las viruelas, que también comprehendió á los de estas tierras como á los de las islas, eran muertos muchos señores de allí, y querían que por mi mano y con su parecer y el mio se pusiesen otros en su lugar. E llegados allí, fuimos dellos muy bien reci- bidos; y después de haber dado conclusión á su vo- luntad en este negocio que he dicho, y haberles da- do á entender cómo mi camino era para ir á entrar de guerra, por las provincias de México y Tomixti- tan, les rogué que, pues eran vasallos de vuestra majestad, y ellos, como tales, habían de conservar su amistad con nosotros, y nosotros con ellos, hasta la muerte, que les rogaba que para el tiempo que yo hubiese de hacer la guerra me ayudasen con gente, y que á los españoles que yo envíase á su tierra, y fuesen y viniesen por ella, les hiciesen el tratamiento que como amigos eran obligados. E despues de habérmelo prometido así, y haber esta-

(1) Cholula era la principal señoría ó república: fué pobla- da por los tlicochichimecas; en su cerro, hecho á mano, se sa- crificaban cada año al demonio seis mil niños; estaba repartida en seis harrias, de los que tres, segun Torquemada, Ua. 4, ca- pítulo 39, tomo I de la Monarquía Indiana, obodeníar á Mu- teczuma, emperador de México.