Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/242

Esta página no ha sido corregida
231

cuarenta leguas de allí de Izzuean; é los naturales de los dichos ocho pueblos se ofrecieron asimismo por vasallos de vuestra alteza, é dijeron que otros cuatro que restaban en la dicha provincia vernian muy presto; é me dijeron que !es perdonase por qué antes no habían venido; que la causa, había sido no osar, por temor de los Culúa; porque ellos nunca habían tomado armas contra mí, ni habian sido en muerto de ningun españoll. E que siempre, des* pues, que al servicio de vuestra alteza se habian ofrecido, habían sido buenos y leales vasallos suyos en sus voluntades; pero que no las habían osado manifestar por temor de los de Culúa. De manera que puede vuestra alteza ser muy cierto que, siendo nuestro Señor servido en su real ventura, en muy breve tiempo se tornará á ganar lo perdido ó mucha pario dello, porque de cada día se vienen á ofrecer por vasallos de vuestra majestad de muchas provincias y ciudades que antes eran sujetas á Muteczuma, viendo que los que así lo hacen son de mí muy bien recibidos y tratados, y los que al contrario, de cada día destruidos. De los que en la ciudad de Guacachula se prendieron, en especial de aquel herido, supe muy por extenso las cosas de la gran ciudad de Temixtitan, é como después de la muerte de Muctezuma había sucedido en el señorío un hermano suyo, señor de la ciudad de Iztapalapa, que se llamaba Cuetravacin(l,) (1) Cuitbatraizin.