Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/232

Esta página no ha sido corregida
221

da comenzada. E por quitar algún temor del que los españoles tenian, determiné de dejar los nego- cios y despacho para vuestra majestad, en que en- tendia, y á la hora me partí á la mayor priesa que pude, é llegué aquel dia á la ciudad de Churulte- cal, que está ocho leguas desta villa, donde hallé á los españoles, que todavía se afirmaban ser cierta la traicion. . E otro dia fui á, dormir al pueblo de Guasucingo, donde los señores habian sido presos. El dia si- guiente, despues de haber concertado con los men- sajeros de Guacachula, el por dónde y cómo habia- mos de entrar en la dicha ciudad, me partí para ella una hora antes que amaneciese, y .fui sobre ella casi á las diez del dia. E á media legua me salieron al camino ciertos mensajeros de la dicha ciudad, y me dijeron cómo estaba todo muy bien proveido y á punto, y que los de Culúa no sabian nada de nuestra venida, porque ciertas espías que ellos tenian en los caminos, los naturales de la di- cha ciudad las habían prendido, é asimismo habian hecho á otros que los capitanes de Culúa enviaban á se asomar por las cercas y torres de la ciudad á descubrir el campo, é que á esta causa toda la gen- te de los contrarios estaba muy descuidada, creyen- do que tenian recaudo en sus velas y escuchas; por tanto, que llegase; que no podia ser sentido. E así, me di mucha prisa por llegar á la ciudad sin ser sentido, porque íbamos por un llano donde desde