Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/230

Esta página no ha sido corregida
219

marcanas sirviesen á vuestra alteza ni fuesen nuestros amigos. E que algunos hubieran venido á so 'ofrecer á su real servicio si aquellos no lo impidiesen; é que me lo hacían saber para que lo remediarse, porque demás del impedimento que era á los que buena voluntad tenían, los de la dicha ciudad y todos los comarcanos recibian mucho daño. Porque, como estaba mucha gente junta y de guerra. eran muy agraviados y maltratados, y los tomaban sus mujeres y haciendas y otras cosas; y que viese yo qué era lo que mandaba que ellos hiciesen, y que dándoles favor, ellos lo harian. E luego despues de los haber agradecido su aviso y ofrecimiento, les dí trece de caballo y docientos peones que con ellos fuesen, y hasta treinta mil indios de nuestros amigos. Y fué el concierto, que los llevarian por parte que no fuesen sentidos, é que después que llegase junto á la ciudad el señor y los naturales della, y los demás sus vasallos y valedores, estarían apercebidos y cercarían los aposentados, donde los capitanes estaban aposentados, y los prenderian y matarian antes que la gente los pudiese socorrer; é cuando la gente viniese, ya los españoles estarian dentro la ciudad, y pelearían con ellos y los desbarataríais E idos ellos y los españoles, fueron por la ciudad de Churultecal y por alguna parte de la provincia de Guasuoingo, que confina con la tierra desde ciudad de Guacachula hasta cuatro lenguas della; y en un pueblo de la dicha provincia de Gua-