Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/228

Esta página no ha sido corregida
217

ir, les den favor, y les yuden para se despachar ellos y sus navíos. Despues de haber pacificado lo que de toda esta provincia de Tepeaca se pacificó y sujetó al real servicio de vuestra alteza, los oficiales de vuestra majestad y yo platicamos muchas veces la órden que se debía de tener en la seguridad desta pro- vincia. E viendo cómo los naturales della, habién- dose dado por vasallos de vuestra alteza, se habian rebelado y muerto los españoles, y cómo están en el camino y paso por donde la contratacion de to- dos los puertos de la mar es para la tierra dentro; y considerando que si esta dicha provincia se dejase sola, como de antes, los naturales de la tierra y se- ñorío de Culúa, que están cerca dellos, los torna- rian á induir y atraer á que otra vez se levantasen y rebelasen, de donde se seguiria mucho daño y impedimento á la pacificación destas partes y al servicio de vuestra alteza, y cesaria a dicha con- tratacion, mayormente que para el camino de la costa de la mar no hay más de dos puertos muy agros y ásperos, que confinan con esta dicha pro- vincia, y los naturales della los podrian defender . con poco trabajo suyo. E así por esto como por otras razones y causas muy convenientes, nos pa- reció que, para evitar lo ya dicho, se debia hacer en esta dicha provincia de Tepeaca una villa en la mejor parte dalla, adonde concurriesen las calida- des necesarias para los pobladores della. E po- CARTAS DE HERNAN CORTES.—TOMO I.-2D