Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/212

Esta página no ha sido corregida
201

españoles como los indios de Tascaltecal que con nosotros estaban; y así, á todos los mataron, y á muchos naturales los españoles; é asimismo habian muerto muchos españoles y caballos, y perdido to- do el oro y joyas y ropa y otras muchas cosas que sacábamos, y toda el artillería. E recogidos los que estaban vivos, echélos delante, y yo, con tres ó cuatro de caballo y hasta veinte peones, que osa- ron quedar conmigo, me fuí en la rezaga peleando con los indios hasta llegar á una ciudad que se di- ce Tacuba, que está fuera de toda la calzada, de que Dios sabe cuánto trabajo peligro recibí; por- que todas las veces que volvia sobre los contrarios, salia lleno de flechas y viras (1),y apedreado; por- que como era agua de la una parte y de otra, he- rian á su salvo sin temor á los que saliesen á tier- ra; luego volvimos sobre ellos, y saltaban al agua; así que recibian muy poco daño; si no eran algunos que con los muchos estropezaban unos con otros y caían, y aquellos morian. Y con este trabajo y fa- tiga llevé toda la gente hasta la dicha ciudad de Tacuba, sin me matar ni herir ningun español ni indio, si no fué uno de los de caballo que iba con- migo en la rezaga, y no menos peleaban, así en la delantera como por los lados, aunque la mayor fuerza era en las espaldas, por do venía la gente de la gran ciudad.


(1) Vira es ballesta mas larga y delgada; se dice de esto por la mucha fuerza con que se arroja.