Página:13 Cartas del Famoso Conquistador Hernán Cortés.pdf/193

Esta página no ha sido corregida
182

92

fuera del dicho Narvaez, fuera el mayor daño que de mucho tiempo acá en españoles tantos por tan- dos se ha hecho. Porque él ejecutara el propósito que traia y lo que por Diego Velazquez le era mandarlo, que era ahorcarme á mí y á muchos de los de mi compañía, porque no hubiese quien del fecho diese razon. E segun de los indios yo me in- formé, tenian acordado que si á mi el dicho Nar- vaez prendiese, como él les habia dicho, que no po- dria ser tan sin daño suyo y de su gente, que mu- chos dellos y de los de mi compañía no muriesen. E que entretanto ellos matarian á los que yo en la ciudad dejaba, como lo acometieron. E des- pues se juntarian, y darian sobre los que acá que- dasen, en manera que ellos y su tierra quedasen libres, y de los españoles no quedase memoria. E puede vuestra alteza ser muy cierto que si así lo ficieran y salieran con su propósito, de hoy en vein- te años, no se tornara á ganar ni á pacificar la tier- ra, que estaba ganada y pacífica. Dos días despues de preso el dicho Narvaez, porque en aquella ciudad no se podia sostener tanta gente junta, mayormente que ya estaba casi destrui- da, porque los que con el dicho Narvaez en ella es- taban la habian robado, y los vecinos della estaban ausentes y sus casas solas, despaché dos capitanes con cada doscientos hombres, el uno para que fue- ce á hacer el pueblo en el puerto de Cucicalco (1), (1)Guasacualco