Página:120 años de la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile.djvu/44

Esta página ha sido validada
Biblioteca del Congreso Nacional de Chile — 44

han desaparecido, pero otros existen hasta el día de hoy e incluso se han automatizado:

a) Catálogo de legislación nacional

b) Catálogo de leyes extranjeras

c) Catálogo del material contenido en las Memorias del Ministerio de Relaciones Exteriores

d) Catálogo de Labor Parlamentaria, con referencia a los Boletines de Sesiones del Congreso Nacional, donde se registraría cronológicamente el trabajo de los parlamentarios

e) Catálogo de Historia de a Ley, igualmente con referencia a los Boletines de Sesiones, que da cuenta de los diversos trámites en la formación de ley, sean originados por un mensaje del Ejecutivo o por una moción parlamentaria. Este se publicó en tres volúmenes, en 1950, con el nombre de Historia e Índice de las Leyes

f) Catálogo de artículos de revistas

g) Catálogo de las doctrinas de los fallos de los Tribunales de Justicia, que han sido publicados por la Editorial Jurídica de Chile con el título de Repertorio General de la Legislación y Jurisprudencia Chilena. Esta obra ha sido por años el texto de derecho de mayor éxito editorial en el país.(4)

Esta ardua labor y el prestigio de quienes trabajaban en y para la Biblioteca hicieron que su nombradía fuera reconocida tanto en el país como en el extranjero. Esto se tradujo en un aumento notable en su planta del personal. En octubre de 1940 —ya inaugurado el período de los gobiernos liderados por Presidentes radicales (llamados así por el partido político al que pertenecían y que lideraba las coaliciones, el Partido Radical)— se publicó la ley N° 6.627 que aumentó a quince la dotación de funcionarios de la Biblioteca(5) y cinco años más tarde, mediante la ley N° 8.283, los funcionarios llegaban a cuarenta y dos.(6)

Las modificaciones que se efectuaban en la Biblioteca estaban insertas en los cambios que vivía el país. El Presidente de la República don Pedro Aguirre Cerda fue elegido en 1938 con la consigna Gobernar es educar”. Para ello aplicó un ambicioso programa educacional, que se expresó en la construcción de más de un millar de escuelas básicas y la apertura de tres mil cargos para nuevos profesores. Al año siguiente creó la Corporación de Fomento de la Produc