Nunca mi mal terrible sentiría

Nunca mi mal terrible sentiría de Fernando de Herrera


 Nunca mi mal terrible sentiría,   
 ni descansar querría de mi pena,   
 si cuidase tal vez que mi serena   
 luz alegre y suave me sería;   
 

 mas no sufre la indina suerte mía  
 esta gloria, y de sí la aparta ajena,   
 y a rendir la esperanza me condena,   
 porque osé y di lugar a esta osadía.   
 

 Haga el cielo que pierda en menor daño   
 la memoria de aquel atrevimiento  
 que tuve en ver mi afán no aborrecido,   
 

 cuando agradó a mi bien que en dulce engaño   
 sufriese ufano y ledo el mal que siento:   
 mas ¿qué vale a quien muere en tibio olvido?