Nu de Federico García Lorca



   Bajo la adelfa sin luna
estabas fea desnuda.

   Tu carne buscó en mi mapa
el amarillo de España.

   Qué fea estabas, francesa,
en lo amargo de la adelfa.

   Roja y verde, eché a tu cuerpo
la capa de mi talento.

   Verde y roja, roja y verde.
¡Aquí somos otra gente!