Abrir menú principal


CANTÓN ZARUMAEditar

Escrito por Virgilio Mendoza

El Cantón Zaruma se halla situado dentro de la Hoya de su mismo nombre y hacia el Noroeste de ¡La misma. Las Cordilleras que forman la amplia Haya de Zaruma, se desprenden del Nudo de Guagra-Uma, que a la vez, se halla engastado en la Cordillera Occidental de los Andes. Desde este punto se dirigen los dos ramales formando un gancho abierto, los mismos que se bifurcan, el uno con el nombre de Chilla, Dumarí y Tagüín, hacia el N.O., y el otro ramal, con los nombre de Guaira-Urcu, Ambocas y Alamor, hacia el S.O.


Dentro de este gancho de Cordilleras que tiene la forma de una herradura, se encuentra el Cantón Zaruma, en gran parte, entre los Cantones de Pinas y Santa Rosa, al Occidente; el Cantón Saraguro, al Oriente; los Cantones de Pasaje, Santa Rosa y nuevamente Saraguro, al Norte; los Cantones de Loja y Paltas, al Sur.


POSICIÓN ASTRONOMICA.- La posición astronómica de Zaruma es de 81 grados, 55" al Occidente de Paris. Está a una altura de 1.200 mts., sobre el nivel del mar.


SUPERFICIE.- La Superficie del Cantón Zaruma, según los Censos Nacionales levantados en 1974, es de 1.359 Km2. La superficie de la Cabecera Cantonal: 180 Km2.


POBLACIÓN TOTAL DEL CANTÓN.- Asciende a 38.368 habitantes, incluyendo la del Área Urbana y Periferia, que es de 8.264. Viviendas: 7.929, incluyendo las del Área Urbana y Periferia que es de 1.607.


POBLACIÓN, SUPERFICIE Y VIVIENDAS DE LAS PARROQUIAS RURALES DEL CANTÓN:

  • ABAÑIN: 1.773 Hab.; 53 Km2.; 359 Viviendas.
  • AYAPAMBA: 3.300 Hab.; 289 Km2.; 685 Viviendas.
  • CURTINCAPA: 1.565 Hab.; 101 Km2.; 320 Viviendas.
  • GUANAZAN: 3.848 Hab.; 224 Km2.; 919 Viviendas.
  • GUIZHAGUIÑA: 2.616 Hab.; 168 Km2.; 530 Viviendas.
  • HUERTAS: 1.866 Hab.; 30 Km2.; 395 Viviendas.
  • MALVAS: 2.851 Hab.; 39 Km2.; 540 Viviendas.
  • PACCHA: 3.694 Hab.; 92 Km2.; 752 Viviendas.
  • PORTOVELO: 5.954 Hab.; 36 Km2.; 1.327 Viviendas.
  • SALATI: 2.637 Hab.; 147 Km2.; 515 Viviendas.


ORIGENES PREHISTÓRICOS DE ZARUMA.- Sobre los orígenes prehistóricos de Zaruma, Manuel de Jesús Andrade asegura que el historiador González Suárez, sienta esta teoría: de que guiado por conjeturas, en remotos tiempos, ganaron unos aventureros las costas de Machala por el Canal de Jambelí, y los nombra QUICHES DE GUATEMALA. Llegados al pie de la Cordillera Occidental e internados, se establecieron en las mesas y alturas que dominan las hoyas de los ríos que forman el Túmbez".


Al respecto, hemos tenido que lamentar el error de Manuel de Jesús Andrade, consignado en su Monografía del Cantón Zaruma, página 17, como teoría del célebre historiador González Suárez, que ningún Tomo de su Histeria menciona tal dato antojadizo. El sabio historiador solamente se refiere a los vestigios de las poblaciones, que se encuentran principalmente mientras más nos aproximamos a la Costa, manifestando, que, estos vestigios constituyen una prueba del camino seguido por las inmigraciones. Nos habla González Suárez, solamente, de antiguas poblaciones indígenas encontradas en el camino que conduce del Jubones a las costas de Machala y Golfo de Jambelí, pero en ningún caso afirma que fueron los QUICHES DE GUATEMALA los que arribaron, por las costas de Machala y Canal de Jambelí a las hoyas de los ríos que forman el Túmbez, anota en Estudios Históricos Sobre los Cañaris, pág. 60.


LOS CAÑARIS: PRIMITIVOS POBLADORES DE ZARUMA.- Los primitivos pobladores de Zaruma, sin temor a equivocarnos, son los Cañaris, que adoptaron los nombres de los lugares en donde se establecieron. Los Cañaris era una antigua Nación indígena que se formaba de un conjunto de tribus unidas y confederadas entre sí, formando un solo pueblo que habitaba, según afirma González Suárez, desde las cabeceras del Nudo del Azuay hasta Saraguro, y desde las montañas de Gualaquiza hasta las playas de Naranjal y las costas del Canal de Jambelí. Se puede aún determinar los límites que tenía la Nación de los Cañaris al tiempo de la conquista de los Incas, señalando al Norte el Nudo del Azuay, que la separa de los Cacicazgos de Alausí y Tiquizambi; al Sur se encontraban las tribus de los Paltas; al Oriente la Cordillera de los Andes, que separa a los indios salvajes, conocidos hasta ahora con el nombre genérico de Jíbaros, y por el Occidente se extendía el territorio hasta las costas del Pacífico, pobladas en ese tiempo por los Huancavilcas, insiste González Suárez.


El mismo González Suárez, apoyándose siempre en la autoridad de los Cronistas más fidedignos, como Cieza de León, señala que la extensión territorial que ocupaban los Cañaris, correspondía, más o menos, a la de las provincias de Cañar, Azuay y EL ORO. Remigio Crespo Toral, en su discurso de presentación al sabio arqueólogo Max Uhle, afirma que, "En Sudamérica, después de la comarca del Cuzco, tal vez no se presentará un núcleo más extenso de vestigios prehistóricos que el de la antigua región Cañar-Tomebamba, desde Saraguro hasta Tiquizambi, y desde Macas y Zuma hasta Machala y Balao.


Concluimos que Zaruma y toda la Hoya de su nombre, participó de la influencia directa de los CAÑARIS, confirmando esta hipótesis con la existencia de numerosos nombres quichuas en los Cantones de Zaruma y Piñas. Nuestra tesis que refuta la afirmación de Manuel de Jesús Andrade, al decir lo que no dice González Suárez: QUE LOS QUICHES DE GUATEMALA SE ESTABLECIERON EN LAS MESAS Y ALTURAS QUE DOMINAN LAS HOYAS QUE FORMAN EL TÚMBEZ, incluyendo tácitamente la Hoya de Zaruma, puede ser tomada, por lo menos, como punto de partida para iniciar nuevos estudios de investigación histórica, con el fin de esclarecer la verdad sobre los primeros pobladores de Zaruma y de su Hoya.


FUNDACIÓN DE ZARUMA El P. Juan de Velasco al referirse a la fundación de Zaruma en sus Historia del Reino de Quito, Tomo 39, pág. 140, dice: "La tercera fundación de la Provincia de Zaruma, la hizo el mismo Mercadillo en el año de 1549, con título de Ciudad de Zaruma que quedó después con el nombre de Villa sobre el Río Amarillo, en 3 grados 40 minutos de latitud meridional; y en 50 minutos de longitud occidental". Esta fundación, según Velasco, se realizó después de que Mercadillo había fundado, por orden de Gonzalo Pizarro, la ciudad de la Zarza sobre la misma vía real, en la principal provincia de Zarza, en el año de 1546.


Gonzalo Pizarro había quedado de dueño absoluto de todo el Perú, luego de haber vencido y dado muerte al Virrey Blasco Núñez de Vela, en la sangrienta batalla de Iñaquito, durante el año de 1546, hacia el Norte de la ciudad de Quito, en donde se encontraron los dos bandos. Después del combate que dio el triunfo a Gonzalo Pizarro, éste resolvió emprender en nuevos descubrimientos y fundaciones, tanto por la ambición, como por la necesidad de dar ocupación a la gente de tropa que le había acampanado. Con este fin, Gonzalo Pizarro comienza a impartir órdenes a sus Capitanes para que funden nuevos pueblos, con la consiguiente designación de las provincias en donde debían establecerse. Al respecto dice Velasco que, sobrándole gente, mandó parte de ella con el Capitán Alonso de Mercadillo, para que fundase en la Provincia de la Zarza la Ciudad de Loja.


Pedro Fermín Cevallos dice que, a Alonso de Mercadillo le tocó hacer fundaciones en la Zarza, limitada con la de Yaguarzongo, por el Norte, y con la de Paca-meros, por el Sur. La Zarza, llamada ZARZA GRANDE, se componía de provincias pequeñas, como la de Paltas, Zarza, propiamente, y ZARUMA, en donde ya el mismo Mercadillo había fundado Loja en 1546. No se trata sin embargo, de la fundación de Loja en el año de 1546, como dice Pedro Fermín Cevallos y Velasco. Esta fundación, conforme aclaramos más adelante, se refiere a la ciudad de la Zarza, en el Valle de Canga-Chamba, ejecutada por Mercadillo.


También Velasco anota que la provincia de la Zarza, confinante con la de Yaguarzongo al Oriente y con la de Pacamoros, al Sur, que le tocó al Capitán Alonso de Mercadillo, era la más extendida y menos rica en minerales que la de Yaguarzongo. Hace hincapié, además, que la provincia de la Zarza consta de diversas provincias menores, que se refieren a las de Paltas, Zarza y ZARUMA, todas ellas llamadas vulgarmente bajo el denominador común de ZARZA. Que luego de reducir estas provincias menores, en el año de 1549 fundó la Ciudad de Zaruma, sobre la ribera occidental del Río Amarillo. Estableció en su inmediato contorno diversos reales de minas, que aunque de oro bajo, han sido las que han trabajado con más constancia, desde la con-quista hasta los tiempos presentes, bajo la inspección de un Alcalde Mayor de dichas minas, continúa Velasco en el Segundo Tomo de su Historia del Reino de Quito.


El geógrafo Manuel Villavicencio, sigue a Velasco, y dice: "En el año de 1549 se hizo la fundación de Zaruma, que quedó después con el nombre de Villa, y deteriorada en lo material porque estando fundada sobre minerales de oro, por explotar las vetas de este metal, se volcaron muchas casas y calles que se hallaban a las faldas de la montaña de Zaruma. Sáenz de Tejada, apunta que Alonso de Mercadillo al llegar al actual Distrito Aurífero de Zaruma en 1549, fundó la Villa de Zaruma y el Real de Minas de ese, nombre.


González Suárez, al hablar de la fundación, anota lo siguiente: "Hecha la fundación de Loja, el mismo Mercadillo pasó a hacer la de Zaruma, con el nombre de Villa; al principio tuvo el título de Ciudad, pero no prosperó, antes decayó grandemente. Estaba Zaruma edificada sobre el Río Amarillo, en terreno desigual; su clima es ardiente y mal sano y la tierra rica en minas de oro, aunque de baja ley".


Pío Jaramillo Alvarado, al hablar de Zaruma, se expresa así: "Que por las relaciones tiene conocimiento que Alonso de Mercadillo realizó la fundación de la Villa de Zaruma, como se afirma por nuestros historiadores, pero que ésta fue de precaria existencia por la falta de población que se trataba de trasplantar, y por esto el Rey en varias Cédulas, ordenaba la fundación de una Ciudad o Villa. Y también se comprueba, una vez más, que el horror de las MITAS tuvieron en Zaruma el mismo resultado, esto es, que se sacrificó sin piedad millones de indígenas hasta el punto del agotamiento en el distrito de Loja, y se arbitró entonces formar una población en el mismo Asiento minero de Zaruma, con el secuestro de dos mil indígenas vagabundos, miserables, que se hallaban dispersos en todas partes del país".


Confirman posteriormente, la fundación de Zaruma el colombiano Manuel de Jesús Andrade, en su Mono grafía del Cantón Zaruma, página 18; Mauro Madero en su obra "La Provincia de El Oro en 1934"; Delfín. Orellana en su Libro "Estudios Monográficos", ciñendo la frente de Alonso de Mercadillo con las glorias de ser el fundador legítimo de ZARUMA, quedando su nombre hondamente calado en el pueblo zarumeño, en la mente y en los textos, con toda la fuerza de una didáctica convincente y de una dialéctica indiscutible, que cada año, agiganta las glorias de ser Mercadillo el descubridor y fundador de la Villa de Zaruma en 1549.


Ciudad de Zaruma Zaruma es la ciudad concebida en una geografía excepcional, saturadas sus entrañas con yacimientos de oro y grandes depósitos de calina o tierra de porcelana. Se levanta la españolísima Ciudad casi al centro del Distrito Aurífero, sobre una grada de la Cordillera de Vizcaya, a la altura absoluta de 1.200 metros.


La ciudad se prende en una localidad áspera, arrugada con desigualdades profundas y está atalayada por los Cerros "Gordo" y "Calvario de la Cruz", así llamados tradicionalmente. Hacia los pies siguen un tanto caudalosos los ríos Calera y Amarillo, arrullándola como a una Reina Soberana del Distrito Aurífero Minero.


La parte más interesante del Cantón Zaruma, al referirse a las Cordilleras que forman (la Hoya de Zaruma, está constituida por la gran variedad de alturas relativas, de formas denticulares, con cumbres agrias, diseñadas sobre un fondo azul-claro fulgurante, como la talla del característico Cerro de Chillacocha, que se eleva hasta la altura de 4.000 metros sobre el nivel del mar.


Estas Cordilleras que se desprenden como brazos abiertos desde la Cordillera Occidental de los Andes, dan a la zona un carácter fisonómico muy pintoresco, recordando vivamente, dice Teodoro Wolf, a los Alpes de la Suiza, faltando solamente las nieves perpetuas en las cimas empinadas para hacer una analogía completa.


En medio de estas Cordilleras, de naturaleza accidentada, a veces árida, y, otras, con impresionismos alpinos en las estribaciones, hasta llegar a los páramos de Chilla, de abrumadora soledad, donde los fuertes vientos hacen tambalear al viajero y lo fastidian con su largo gemir entre las pajas, se levanta ZARUMA, como estrechada con lujuria por dos fuertes brazos vegetales, sobre una topografía rebelde en sus formaciones y desigualdades físicas, con trechos de bosquecillos y praderas que dan holgura de tapiz y clima temperado, en una zona donde el oro de sus minas ha significado abundancia y miseria, al mismo tiempo; yugo opresor y torturantes ansias de hombres por adquirir el codiciado metal, que ha salido por toneladas para incrementar el poderío del imperialismo extranjero; haciendo de nuestro atraso y subdesarrollo una marginación denigrante, que nos ha convertido en una raza de mineros, incapaces de aprovecharnos de nuestras propias riquezas.


Entre Zaruma y Portovelo parece advertirse dos mundos distintos; con dos climas, temperamentos, reacciones, espíritu, costumbres y trabajos.


ZARUMA, cariñosamente llamada LA SULTANA DE LOS ANDES, está abrazada a los montes empinados y junto al plantío que hace un reto a los precipicios. Permanece como midiendo horizontes y bebiendo auroras frescas, porque se ha hermanado con las brumas y casi toca las cumbres. Lleva orgullosa el recuerdo de la Gesta Heroica del 26 de Noviembre de 1820 que la liberó definitivamente; la actitud noble y la belleza gallarda de espíritus que luchan y sostienen en alto sus esperanzas progresistas y una profunda fé reflorecida después del colapso de la mina; nuevas ideas que son lumbre confortable y brújula viviente que pasa marcando siempre el Norte de sus destinos. En su suelo discurren ambientes cargados de color y de intenciones puras, patrióticas, haciendo armonía con la riqueza de sus campos que tienen aroma de frutos y panales que cooperan en ese laboratorio de febriles afanes, trabajo incesante, mieles y dulzura espiritualizada. Es la tierra del oro y del café, que está arriba, mirando el cielo del Ande, como un nacimiento navideño multicolor, vistoso, solemne, inmenso y, propiamente, andino, entronizado en las últimas lomas, desfiladeros y quiebras de la Cordillera de Vizcaya, la más metalífera del Ecuador, que remata en las Minas del Sexmo sobre Zaruma, explotada activamente por los peninsulares en tiempo de la Colonia, como por los imperialistas del Norte, en las últimas décadas de la República, desde donde se han extraído grandes cantidades de oro. Allí, después de que los explotadores extranjeros abandonaron el Distrito Aurífero, dejando como tara la psicosis de la mina, ha comenzado a renacer el aliento musical de la espiga y a multiplicarse el grano más codiciado por su calidad, sabor y aroma, el café de Zaruma; tanto como la impresión que se siente del incesante cruzar del polen a través de la ala viajera, para hacerse semilla nueva de variadas producciones en las estribaciones y riberas de sus ríos.


Así, también, ha cruzado en su cielo una gloriosa estirpe natal con semilleros de distinguidos Profesionales y Maestros. Del suelo zarumeño han surgido hombres notables que han pasado como alucinados por los campos de la educación y las letras, arrastrando glorias, encariñados a la cuna y con la ofrenda áurea mental de sus lecciones, del verso y la poesía autóctona ambiental. Zaruma ha sido la fecunda arcilla de oro, que en despliegue caprichoso de Cordilleras, forjó en su clorofila y cuarzos, a distinguidas personalidades llamadas a mucho, que han sido sombra de roble para sus generaciones; émulos de prestigio y riqueza espiritual ¡para el gran Pueblo zarumeño.


GUILLERMO MALDONADO VALENCIA.- Durante décadas, fue la figura verdadera de Maestro, en cuyo espíritu ardía la llama de lo genial: del Maestro y Periodista. Desde estas aristas brillantes, su existencia se deshojó como un poema cordial y lleno de dulzura; vaciando en los moldes de la enseñanza sus luchas cotidianas, sus anhelos y experiencias didácticas; deleitándose con ese sol de la inocencia que la retenía en sus aulas, para enseñar la letra, el número y la libertad humanizada; el civismo y el trabajo creador. Y su frente se rindió al fin, pero ceñida con el laurel inmortal de la gratitud de su pueblo, que al correr de los años, se hace más encendida y hermosa, porque es la inspiración espontánea del reconocimiento al ilustre Maestro, como fue el reconocimiento masivo del ayer y del primer día en que se apagó su brillante existencia.


MIGUEL SANCHEZ ASTUDILLO S. J.- Dejó una obra ponderada, fecunda y de ferviente académico de la Lengua. Siguió el camino de los grandes estilistas exquisitos, que le señalaron el alto sitial de destacado escritor de apostura gallarda y elegante. Llevó en su espíritu una verdadera biblioteca de los grandes intelectuales del mundo actual, proyectándose como ejemplo de perseverancia en el estudio, en la reflexión y en las conclusiones robustas y atrayentes, que puso con acento de sabiduría en todo lo que llevaba su nombre y en el tratamiento de las disciplinas encaminadas a la purificación del idioma. Fue, al mismo tiempo, académico y poeta. Cultivaba el verso y burilaba la crónica periodística con la iluminación genial de su galantería académica, haciendo cátedra del 'bien decir en todas las páginas en donde corría su pluma.


Su obra literaria y de biógrafo crítico, incursionó con arrogancia y en forma exitosa, los campos del ensayo, de la poesía, la crítica y la traducción de las lenguas clásicas. Presentó la vida intelectual de los grandes virtuosos de la lírica de nuestra Patria, con una relación de excepcional claridad meridiana, a través de la investigación documentada y abundante del personaje, poniendo debidamente el aval de los toques de luz de su honestidad literaria y pureza del idioma.


Miguel Sánchez Astudillo, Maestro universitario. Maestro de juventudes, dejó inventariada el imperio de su fortuna intelectual, para honra del País y de su suelo natal: ZARUMA, Ciudad Orense que está en deuda del Bronce, para hacer perdurable el ejemplo del Maestro, Poeta, Crítico y Escritor en la conciencia de su Pueblo.


HECTOR A. TORO B.- Es Otro Maestro y Poeta, que representa el alma del pueblo zarumeño, porque además de que su vida se ha definido en el campo de la educación, también se hicieron sus actividades intelectuales música y estrofa con poemas que cantan a su Tierra, revoloteando como libélulas de luz a través de Diarios, Revistas, y Libros; suavizando con sus cantos poéticos los eriales del oro y los campos arrasados de su Tierra Nativa. EDUCACION Y POESIA, han sido las dos gemelas de su vida intelectualizada, que ya han llegado a la cima de la gloria, acopladas y unidas las dos, en un dístico de latido rítmico fructuoso, derramándose en los estadios mentales, como cascadas de altura, para que germine la fecundidad espiritual en todas las riberas de su cuna hogareña.


Profesor GUILLERMO A. CELI ROMERO

El Prof. Guillermo A. Celi Romero desde temprana edad se coloca en la senda del magisterio, senda compleja, que es de arte y modelación. Así ha caminado por la ruta vocacional, preparándose en la difícil ciencia pedagógica, para avivar la sacra llama de los espíritus nuevos; para enseñar con la sinceridad de su ejemplo de educador a 1 os párvulos y jóvenes, con la palabra convincente y cordial y con la presencia de su vida honesta y la experiencia madurada en racimos del sentido de la vida.


Nació en la hidalga ciudad de Zaruma el 5 de Septiembre de 1918 y recibió, desde su infancia, el premio a su hambría de bien, con el ejemplo de un hogar modelo, que fue oasis de luchas honestas y remanso de fatigas por el bienestar común, formado por sus padres: Don Carlos Andrés Celi Gálvez (ya fallecido) y de Doña Peregrina Romero de Celi.


El Prof. Celi Romero se graduó de Bachiller en Ciencias de la Educación, en el Colegio Normal Juan Montalvo", de Quito, el 24 de Julio de 1945. Desde entonces fue llegando con harto prestigio a la actual calidad de Profesor intachable, blasonando de superioridad su misión magisterial. Aún va más allá con el deseo de prepararse. En 1963 es becado por la UNESCO para realizar estudios de Pedagogía, Filosofía y Supervisión de Educación, en la Universidad de Michigan y en la de San Francisco de California. En 1968 es seleccionado y becado por Abilene Christian College, de Texas, para estudios de Filosofía y Economía de la Educación. Así se conformó su magisterio, incursionando el campo mental, pleno de metodologías y técnicas de la enseñanza, para no ser simplemente un Profesor más, sino aquel que ha constelado de tributo admirativo su Título Profesional, con el cual, está honrando las filas de la Pedagogía del Ecuador.


SU OBRA DOCENTE.- El Prof. Celi Romero anota, exitosamente, tres campos educativos hasta el presente año. Desde el primero de Agosto de 1945 en el Centro Escolar Municipal "Guillermo Maldonado", de la ciudad de Zaruma; con la designación de Profesor-Supervisor Provincial de Educación, desde el 9 de Marzo de 1959 hasta Abril de 1963; y, desde este año, pasó a prestar sus servicios en el Colegio Nacional 4'26 de Noviembre", como Profesor hasta la actualidad. Solamente estos tres estadios de la educación, ya el Prof. Celi Romero ha definido exclusivamente su vida para' la enseñanza. En este camino las preseas que ha recibido son apreciables cosechas de su vida múltiple e incansable en la ardua tarea I de la educación, que la ha entregado con el material didáctico de su propio espíritu: constancia, talento, vocación, temperamento y sensibilidad exquisita en el diálogo con los alumnos, consiguiendo el rendimiento de comprensión cabal de todo el acervo de conocimientos impartidos en el aula. Se ha encariñado definitivamente con el apostolado del magisterio, porque allí ha encontrado el porvenir para su cuna, el fruto de sus sacrificios y vigilias y almas aurorales, escribiendo grandes capítulos de una brillante obra educativa.


LABOR PERIODISTICA.- Junto a la brega diaria de la educación, ha estado su labor periodística, con sus artículos de índole pedagógica, social, cultural; sus crónicas iluminadas y tropicialistas, que tienen el viejo sabor de la Sultana de los Andes. Los Semanarios "La Justicia, "Rumbos" y "Atalaya", editados en su ciudad natal, han publicado sus colaboraciones, enlazando iniciativas de dinamia y esfuerzo; de cultura y nobleza de alma. En la Revista "El Ex-Becario Ecuatoriano", de Quito; "Facetas", de Machala; y, "En Marcha", del Colegio "26 de Noviembre", también ha dejado el artículo sugerente y emotivo; tanto como en las columnas de los Diarios "El Universo", de Guayaquil; "El Comercio", de quito, y "El Nacional", de Machala, ha puesto la nota periodística de las efemérides nativa, los planes de acción cívica, de servicio y de la idea del bienestar colectivo, que lleva en su pecho de patriota y de amor a su tierra. En resumen, su labor periodística ha sido serena, equilibrada, que no ha perseguido el interés mezquino y egoísta. Ha hecho de esta labor una información fiel, una siembra generosa de cultura, siempre afanosa de acrecentar y dar prestigio a su tierra hogareña, a su Clase, distinguiéndose por la mesura y variedad de sus crónicas.


CARGOS Y DIGNIDADES.- Ha venido ocupando, a más de sus cargos educacionales, dignidades de prestancia, y a través de ellas ha preconizado los postulados de progreso institucional, cubriendo con el escudo de sus funciones honestas la pureza de una vida entera. Las dignidades confiadas a su responsabilidad han sido las siguientes: Vicepresidente de la Agrupación Cultural "Atalaya"; Sub-Director del Semanario "Atalaya"; Presidente de la Asociación Cantonal de Periodistas de Zaruma; Consejero de la Federación Provincial de El Oro; Vocal de la Confederación de Periodistas del Ecuador; Presidente del Comité "Pro Bodas de Plata", de la Escuela Salesiana Don Bosco, de esta ciudad, en 1975, que se cumplieron con gran solemnidad; Vicepresidente de la Asociación de Municipalidades de El Oro, en 1976. Ha desempeñado la Presidencia y secretarías de varias Instituciones y Comités de orden social, cultural y de defensa de los intereses de Zaruma, cumpliendo así una labor en donde ha campeado la sinceridad de sus obras y se ha destacado la nobleza de un espíritu fuerte, luchador y sacrificado.


VIDA POLITICA.- El Prof. Celi Romero ha honrado su conciencia de labor docente, periodística y de servicio público, porque ha cumplido sus deberes de ciudadanía y de patriota, celoso del progreso natal, sin buscar recompensas, sino la satisfacción de contemplar la obra realizada. Desde que fue designado Presidente del Concejo Cantonal, el 17 de Noviembre de 1975, mediante Decreto Supremo, se ha constituido en propulsor de entusiastas energías; en palenque vital y figura con un vasto Plan de realizaciones en beneficio de la colectividad; con una labor de tino político, ya recomendado por su corrección y mesura; por ser lección de honradez, esfuerzo superador y empuje de fuerza estimulante en todas las actividades progresistas del Cantón. Pero ya en 1967 fue electo Vicepresidente del Concejo Cantonal de Zaruma, y en 1969 asume la Presidencia del mismo Cabildo por renuncia del titular, siempre velando por los intereses de su tierra y a la espectativa de todos sus problemas. Desde estas funciones ha defendido los más caros intereses de la Sultana de El Oro y de todo su Cantón; con dedicación, inteligencia y esmero; defendiendo su integridad y fomentando la educación, la vialidad, salubridad, electrificación, pavimentación, para la ciudad como para las parroquias rurales del Cantón.


Está casado el Prof. Guillermo A. Celi Romero con la damita Flora Vega de Celi y su hogar formado con cinco hijos, que responden a los nombres de Mirian Lolita, Guillermo Alfredo, Maruja Eufemia y Carlos Augusto, quienes han terminado su Educación Superior; Narciza del Carmen, termina el 5to. año de Educación Media en el Colegio Nacional "26 de Noviembre", de Zaruma.


Síntesis de obras realizadas y programadas por la Administración Mpal. 1976/77

COLISEO CERRADO.- Se ha dado gran impulso a esta obra de tanta importancia para Zaruma; pues en este lugar se realizan actos deportivos, sociales, culturales y artísticos de trascendencia en la vida de la Sultana de El Oro. En esta obra se han invertido ya varios millones de sucres y que se la realiza únicamente a esfuerzos del Municipio. Para el presente año el Ministerio de Educación y Deportes tiene asignada una partida de s/. 500.000,00 y para el próximo año, la suma de s/. 2'000.000.00 para su terminación.


PISCINA MUNICIPAL.- Se construyó un elegante Bar de donde se ofrece una hermosa vista panorámica de la ciudad.


TORRE DE LA IGLESIA MATRÍZ.- Es parte de nuestro Escudo Cantonal y por lo mismo mereció una buena reparación.


VIALIDAD.- La actual .Administración Municipal da preferente atención al mantenimiento vial con la colaboración del Ministerio de Obras Públicas y del H. Consejo Provincial, con el propósito de que la gran producción agropecuaria del Cantón pueda salir con facilidad a los centros de consumo. Se mantiene los siguientes caminos vecinales: Zaruma-Río Amarillo: 6 Km.; Zaruma-Sinsao-Ortega: 12 Km.; Zaruma-Portovelo: 8 Km.; Zaruma-Paccha: 30 Km.: Malvas-Botoneros-Buza: 6 Km.; Zaruma-El Guando 10km.: Ortega-San Pablo-Güizhagüiña: 9 km.; Buza-Ayapamba: 10 km.; Salvias-Palenque: 4 km.; Torata- El Guayabo: 4 km.; Zaruma-Salatí: 30 km.; San Juan-Güizhagüiña: 8 km.


En 1976 se construyó la Carretera San Juan-Güizhagüiña; actualmente se trabajan las carreteras: Salvias-Palenque; Ortega-San Pablo, con la colaboración del Ministerio de Obras Públicas; y la de Zaruma-Los Ciruelos que empatará en el Sitio El Pache con la carretera asfaltada que viene de la costa y que adquirirá gran importancia cuando Zaruma se haya convertido en un Centro Turístico.


Del Ministerio de Obras Públicas se consiguió la terminación, afirmado, lastrado y alcantarillado de la Carretera Zaruma-Curtincapa-Salatí, mediante contrato con la Compañía Agro-vial por la cantidad de s/. 9΄811.386,00, que tiene una longitud de 30 kms.; con la misma Compañía contrató el afirmado, lastrado y alcantarillado del ramal San Juan-Güizhagüiña por la cantidad de s. 3΄821.000,00 El primer contrato está aún realizándose; el segundo, está ya terminado.


Para la Carretera Zaruma-Paccha-Pasaje constan en el Presupuesto de Caminos Vecinales del Ministerio de Obras Públicas s/ 20'000.000,00; así mismo se ofrecen los estudios de la Carretera Zaruma-Sinsao-Manú-Saraguro. Pronto saldrán las licitaciones para estos trabajos. El 22 de Noviembre de 1976 se inauguró la carretera Uzhcurrumi-Guanazán, obra financiada íntegramente por el H. Consejo Provincial.


EDUCACION.- Tradicional mente el Municipio zarumeño invierte gran porcentaje de sus rentas en educación. Actualmente sostiene, en gran parte, el Centro Escolar Municipal "Guillermo Maldonado" y sus Anexos: Jardín de Infantes y Escuela de Música y Danza. En Escuelas rurales mantiene varios profesores. Continúa otorgando a jóvenes de escasos recursos económicos ayuda para que sigan con sus estudios superiores. Son varios los locales escolares que han recibido ayuda municipal para su reparación o ampliación.


AGUA POTABLE.- En 1973 el I. Concejo contrató con el IEOS los estudios para el Agua Potable de Zaruma y Portovelo; y Alcantarillado Sanitario para Zaruma. El 26 de Noviembre de 1976 se firmó, como homenaje a la celebración de la efemérides cívica de Zaruma, un préstamo del Fondo Nacional de Desarrollo Municipal por la suma de s/. 20.000.000,00; y en el presente año se suscribirá otro por el valor que sea necesario para la financiación total de la obra que tiene un costo de 25΄511.000,00. El 16 de Diciembre de 1976 se suscribió con el IEOSS el contrato para la ejecución de los trabajos de construcción de los sistemas de Agua Potable para Zaruma y Portovelo y el Alcantarillado Sanitario para Zaruma. El 18 de Enero del presente año (1977) el IEOSS recibió la primera transferencia por s/. 6.885.000,00 del Fondo Nacional de Desarrollo Municipal para que inicie los trabajos, contratos, en el mes de Febrero, ya decurrido, del presente año, los mismos que deben ser terminados durante el primer trimestre de 1978. Este contrato lo firmaron los Ings. Germán Chacón Bucheli y Alfredo Burbano Rivas, en calidad de Subsecretario de Saneamiento Ambiental y Obras Sanitarias y Director Ejecutivo, respectivamente; y por el Concejo el Prof. Guillermo A. Celi Romero y Sr. Manuel Alberto Maldonado, en calidad de Presidente y Asesor Jurídico Ad-Hoc, en su orden.


De esta manera se dará por concluido el gran problema que tiene Zaruma y Portovelo por la falta de agua químicamente potable. En diferentes Parroquias se han realizado fuertes inversiones para dotar a las poblaciones, por lo menos, de agua entubada y trabajos de canalización.


ELECTRIFICACION.- El Concejo mantiene alumbrado eléctrico en las parroquias de Malvas, Huertas, Paccha, Ayapamba, Guanazán y Salatí. Este servicio se ha mejorado reparando los generadores; cambiando y aumentando transformadores; extendiendo el servicio a un mayor número de usuarios. En 1967 se electrificó las parroquias de Güizhagüiña y Curtincapa. Del Ministerio de Recursos Naturales y Energéticos se consiguió la cantidad de s. 12.000.000,00, mediante acciones en la Empresa Eléctrica El Oro (EMELEORO), para la, electrificación del Cantón; cantidad que fue entregada por el Coronel René Vargas Passos al Gerente de EMELEORO, Ing. Ignacio Montalvo, el 20 de Diciembre próximo pasado. La Empresa Eléctrica El Oro está construyendo las casetas para la instalación de fres generadores electrógenos que debían ya funcionar hasta fines de Febrero, del año en curso, como medida emergente para solucionar el déficit de energía que soporta actualmente la ciudad y que venía estancando el desarrollo de nuevas industrias, de nuevas fuentes de trabajo. Es necesario el cambio de los actuales generadores obsoletos de la Planta El Amarillo, de propiedad municipal, con otros de mayor potencia. Está planificado este cambio con un préstamo que tramita INECEL en un Banco Suizo. De esta manera, se habrá solucionado otro problema de infraestructura en Zaruma. El I. Concejo el año pasado, de su escuálido Presupuesto se vio obligado a duplicar sus acciones en la EMELEORO con el fin de superar el problema de electrificación.


SUBCENTROS DE SALUD.- Colaboró para el arreglo de los edificios donde funcionan los Subcentros de Salud en Huertas, Malvas y en el que próximamente se inaugurará en Guanazán. CONVENIOS CON PREDESUR.- La actual Administración Municipal suscribirá próximamente dos importantes convenios con la Sub-Comisión Ecuatoriana -PREDESUR-; una es de desarrollo industrial que comprende: Centro Industrial, Central Panelera, Pasteurizadora de Leche, Curtiembre de cueros, Confecciones planas de cuero, Asociación de Ganaderos, Cooperativa de confecciones de vestidos, Enlatadora de frutas que funcionará en Paccha, aprovechando las instalaciones que tiene el Colegio Técnico Ángel Tinoco Ruiz"; Talleres de Orfebrería, Cerámica, Ladrillos y Tejas. El otro, es un Plan de acciones inmediatas que consiste en el levantamiento de un Plan de Desarrollo Urbano y Catastro; construcción de un Camal que ofrezca las condiciones básicas de función e higiene; construcción de un Terminal Terrestre que ofrezca facilidades para el estacionamiento vehicular y comodidades para los usuarios; formación de una Empresa de Economía Mixta para el desarrollo turístico; construcción de una Casa Comunal en la Parroquia de Paccha; y solicitar a la Dirección Nacional de Turismo, se declare a Zaruma Monumento Nacional de Turismo, en vista de los muchos informes favorables que hay al respecto; considerando la arquitectura, tipología usada en la construcción de los edificios y por múltiples características que distinguen a Zaruma y que hacen realmente una Ciudad digna de ser conocida y visitada.


ECONOMIA MUNICIPAL.- El I. Concejo atraviesa actualmente una crítica situación económica; pues a partir de 1974 no han tenido casi ningún incremento de sus rentas del Fondo Nacional de Participaciones, salvo el irrisorio incremento de s/. 900.000,00 que se le concedió en el año de 1975, el mismo que fue considerado como bienal. Mientras que a otros Municipios de esta misma Provincia y con sobrada razón se les incrementó con varios millones de sucres sus Presupuestos.


Con el actual Presupuesto no puede realizar ninguna obra de infraestructura de importancia y que tanta falta hacen en cada una de las diez parroquias que forman el Cantón, como lo exige el momento actual, capaz de ofrecer formas de vida racional a los habitantes del agro y que por falta de ellas se produce el abandono y el éxodo de sus habitantes de las zonas agropecuarias a otros lugares en busca de mejores medios de vida. Del actual Presupuesto le quedan disponibles escasamente un millón de sucres para realizar obras en todo el Cantón. La actual Administración consciente de su responsabilidad, trata de encontrar solución a este grave problema económico; y para ello el 16 de Diciembre del año anterior el Presidente y Vicepresidente del Concejo fueron recibidos en el Palacio Nacional en audiencia concedida por el Jefe Supremo de Gobierno, Vicealmirante Alfredo Poveda Burbano, a quien le expusieron la gravedad del problema económico del Concejo de Zaruma y demandaron la ayuda gubernamental de la misma manera como lo hace con los otros pueblos hermanos, y le entregaron un Memorándum que contiene un Programa de Obras debidamente planificadas y con sus respectivos Presupuestos de inversión y que constituyen las principales aspiraciones y de orden prioritario de cada una de las parroquias zarumeñas. Se solicita: construcción de Casas Comunales, Camales, Mercados, Lavanderías, Parques de ornamentación y recreación, Servicios Higiénicos, Canalización, Puentes peatonales, Locales escolares, Mantenimiento vial; Agua Potable con sistema de filtración y clorificación, y Electrificación. Valor total de lo planificado: s/. 18'00G.000,00. El Triunviro ha ofrecido estudiar el planteamiento formulado por la representación del Cabildo de Zaruma y atender de la manera más acertada. Se espera los resultados y se confía que se hará justicia en esta ocasión a este centenario Cantón, que ha vivido marginado de los Poderes Centrales.


EL PL\N DE ACCION QUE HABRIA QUE AÑADIR.- Después de que las minas de Portovelo han causado la muerte de la vida mismo del Cantón, conviene retornar a las actividades de la tierra, para conseguir la rehabilitación de los pueblos y hacer el resurgimiento del "Ave Fénix", desde ese montón de escombros que nos dejó el laboreo de las minas. A la tierra tenemos que volver nuestras miradas, si queremos hacer frente a la crisis total que se ha venido agudizando en ese sector de la Patria. Para el efecto, hay que exigir del Gobierno Central, y, especialmente, del Ministerio de Recursos Naturales, el desarrollo de UN PLAN DE REFORESTACION, como premisa indiscutible, para dar paso a las realizaciones agrícolas-pecuarias. La vida de los árboles, a través de 100 y 200 años, según la calidad de ellos, constituye, hablando en términos alegóricos, un batallón de conscriptos voluntarios, situados en los campos, en las poblaciones, caminos y carreteras, para trabajar día y noche, bajo las normas del Código de la Naturaleza, recogiendo aire para la sanidad, como una fina esponja; fabricando oxígeno para la robustez de los pulmones; transpirando agua y humedeciendo la atmósfera; afirmando los terrenos propensos a la erosión, con la cabellera de sus raíces y reteniendo, cada día más, la humedad necesaria para la vida de la comarca. Contar con árboles, no solamente es disponer de sombra y de frutos, sino de una verdadera fábrica de funcionamiento automático, para abonos y leña. El árbol arroja al suelo, hojas, ramas, flores y frutos, que, mediante el proceso de descomposición, se forma la capa llamada tierra vegetal o humus. La red de raíces, afirma los suelos e impide que las buenas tierras se derrumben y se arrastren con las corrientes de agua. Las lluvias que son atraídas por las hojas, luego conducidas por las ramas y troncos hacia la tierra, aparecen en otros lugares en forma de manantiales. En donde hay agua, hay árboles, humedad constante y fructificación. Con este PLAN DE ACCION, se podría rehabilitar la región reseca que encontramos en el Cantón Zaruma, como trágico resultado del laboreo de las minas, que provocaron grandes filtraciones de agua y el arrasamiento de sus montañas adyacentes. EL PLAN DE REFORES-TACION restañaría el cáncer de erosión que nos dejó la Compañía Extranjera que se llevó el oro y la sangre de los pulmones de nuestros pueblos australes.


Colegio Nacional 26 DE NOVIEMBRE de Zaruma

RESEÑA HISTORICA

Zaruma había permanecido por algunos años, sin contar con un Colegio de Enseñanza Media para la educación de sus hijos. Los que disponían de recursos económicos y deseaban prepararse, concurrían a Loja, Cuenca, Guayaquil y Quito para seguir sus estudios secundarios. La urgencia y aspiración que tenía Zaruma de incorporar a sus generaciones al inmediato nivel de educación media y superior, impuso la necesidad de que emprenda en una campaña de gestiones ante el respectivo Ministerio del Ramo, para conseguir la creación de un Colegio. Fue el Ledo. Eduardo Guzmán Matamoros, que en su calidad de Diputado por la Provincia de El Oro ante el Congreso Nacional, hizo realidad esta aspiración de los zarumeños, durante el año de 1940, consiguiendo la expedición del Decreto Legislativo de fundación del Colegio, el 7 de Noviembre de ese mismo año, con el nombre de "VEINTISEIS DE NOVIEMBRE, en homenaje y recordación a la histórica fecha de emancipación política de Zaruma.


RECTORES DEL COLEGIO.- Primer Rector del Colegio fue el Dr. Antonio Honorato Márquez. El Plantel comenzó a funcionar desde el mes de Mayo de 1941, en un local donado por el I. Concejo Municipal, situado en el centro de la ciudad y hacia un costado del actual Parque principal. Como toda obra que se inicia, requirió sacrificio, consagración y verdadero talento pedagógico de parte de su Primer Rector y Profesores. El Dr. Márquez fue el sembrador de los primeros basamentos de la disciplina, el estadio y la moral: trilogía gloriosa en la que se levantó el actual prestigioso Colegio. Al Dr. Márquez le correspondió vencer las dificultades iniciales, luchar por el establecimiento de los demás Cursos, hasta completar el ciclo organizativo. Fue, propiamente, el Dr. Márquez el abanderado de la organización y del funcionamiento eficaz del Plantel, desde el mes de Mayo de 1941, año en que fue designado como su Primer Rector, iniciándose su gestión de Rector con el funcionamiento del Primer Curso de Cultura General.


Además, su fecunda labor, consagrada integralmente en beneficio del Colegio, afrontó la iniciación de Ha construcción del edificio del Colegio, en su mayor parte. La invasión peruana de 1941, repercutió desfavorablemente en el reciente creado Colegio zarumeño. Algunos alumnos abandonaron los estudios, como también profesores por falta de pagos. Fue la época crítica para la Institución, aunque por otro lado, la fuerza de voluntad y el amor al terruño nativo, superaron los problemas y se llegó a terminar el Año Lectivo.


El Dr. Modesto Peñaherrera, es el segundo Rector que dirigió los destinos del Colegio, desde 1944 hasta 1946. Se crea el Primer Curso de Especialización durante esta administración. En 1956, es designado Rector el Señor Magno Napoleón Astudillo Romero, después de haber sido Encargado desde 1955. Su gestión Administrativa termina con su separación en 1959. En 1960, asume el Rectorado el Dr. Miguel Sarmiento Avecillas, que tiene poca duración, desde Marzo hasta Septiembre del mismo año, por renuncia. En este mismo año es nombrado Rector el Prof. Héctor A. Toro B., experimentado y prestigioso Maestro, quien con su espíritu amplio y de relevantes aptitudes intelectuales-pedagógicas, enrumbó al Plantel por el camino del progreso. Sus obras fueron: construcción de la Piscina; adecentamiento interior y exterior del Plantel; cerramiento del área que ocupa el local; adquisición de aparatos y más implementos para Educación Física; incremento de la Biblioteca; adquisición de un potente equipo de amplificación y grabación; incremento de Partidas Presupuestarias; aumento del número del Personal Docente; modernización de las Oficinas, etc., etc. El Prof. Toro Balarezo desempeñó sus funciones hasta Agosto de 1966, después de haber dejado una obra educativa que mereció el reconocimiento de las Autoridades del Ramo y la gratitud del pueblo de Zaruma.


Así continúa el Colegio con nuevas designaciones de Rectores. En 1968 es nombrado el Dr. Enrique Poacarina Cajas. En 1970, el Lcdo. Fausto Lovato Santillán. En 1971, el señor Ramón Cerda Nieto, hasta 1972, año en que se encarga del Rectorado el Prof. Eduardo Espinosa Cornejo, permaneciendo con estas funciones hasta la actualidad, a pesar de que se había anunciado su separación para acogerse a los beneficios de la jubilación. Es posible que hasta que circule este Libro, ya el Prof. Espinosa Cornejo se haya separado del Colegio.


El Prof. Eduardo Espinosa Cornejo, ha desarrollado una meritoria labor docente. Su responsabilidad y bien ganado prestigio como Maestro, en tres años de Rectorado, ha inventariado ya estas obras: construcción de un Pabellón con cuatro aulas y aumento de dos más en el local antiguo; dotación de Gabinetes elementales para Física, Química y Ciencias Naturales; material didáctico para Biología; arreglos de los Gabinetes; adquisición de ayudas audiovisuales con proyectores; un moderno Laboratorio de Idiomas con sus equipos necesarios; colocación de azulejos y baldosas en las piscinas y anexos; incremento de herramientas y más enseres para los Talleres de Artesanías, Costura, Economía, Educación Física y Banda de Guerra; adquisición de 48 máquinas de escribir para Mecanografía; escritorios, armarios, porta-mapas y los enseres necesarios para las Oficinas; organización del Grupo y Teatro Folklórico, con los implementos necesarios; incremento de obras para la Biblioteca del Plantel; servicio completo de Comedor Escolar, con local propio y vajilla; aumento de Profesores para las cátedras, Inspección y Oficinas.


El Prof. Espinosa Cornejo, ha venido ejerciendo el Magisterio cerca de 40 años, de los cuales, 17 en Primaria; 2 como Supervisor; 2 en calidad de Profesor del Colegio "26 de Noviembre, y, los 5 últimos, ha estado al frente del Colegio con funciones directivas; 2 años de Vicerrector y 3 de Rector.


Muy merecidamente, en 1971 el Ministerio de Educación le confirió Medalla de Oro "AL MERITO EDUCACIONAL". La Asociación de Rectores de los Colegios Secundarios de la Provincia, otorgó al distinguido Maestro Espinosa Cornejo, Medalla de Oro y lo declaró DECANO DE LOS PROFESORES DE SEGUNDA EDUCACION DE LA PROVINCIA DE EL ORO. Además, varias Instituciones Clasistas, le entregaron sendos Acuerdos, en homenaje a los dos actos, exaltando la intensa labor del Prof. Eduardo Espinosa Cornejo, con su vida consagrada a la educación de la niñez y la juventud de la Provincia de El Oro.


Como ya anotamos en líneas anteriores, cuando entre en circulación este Libro, tal vez el Prof. Espinosa Cornejo se haya retirado del Magisterio, con la satisfacción de haber dejado el recuerdo de su abnegación, responsabilidad y eficiencia pedagógica, plasmada en la forja de decenas de profesionales que fueron sus alumnos y que hoy ocupan relevantes situaciones en la vida pública profesional, técnica, industrial, quienes recordarán con cariño y gratitud a su verdadero Maestro.


Zaruma es la ciudad levantada en rocas de cuarzo aurífero y en una fecunda arcilla cafetera; en vetas de oro y sobre el imperio de una vegetación frondosa y colorida. Es un regazo de contemplación artística y de reposorio vital para la abundancia de auras perfumadas, cargadas de oxígeno sonoro de sus multicolores aves y plantíos. La ciudad castellana abre sus calles a desnivel y zigzagueantes, que serpentean por laderas y declives suaves como mil culebras inofensivas, inundando barriadas soleadas y su parque central constelado de ornamentales y palmeras, que dan paréntesis de sosiego humano, de belleza y contemplación hogareña Es la tierra escondida en una estribación andina, que permanece ansiosa de una paleta que entregue toda la plenitud de la milagrosa belleza paisajista que tiene su ánfora de breñas. En ella se vislumbra modalidades de un espíritu de extraña exquisitez. Tal vez, el amor a la tierra nativa, se la podría expresar en armonía de colores, aprisionando esa ilusión mágica excepcional que tiene y su visión de hermosura y dulcedumbre de las fructificaciones propias de su suelo.


Lo que llama la atención en Zaruma, dice Teodoro Wolf, es de que, en ninguna otra parte se encuentran tantas labores de minas antiguas, y, aunque faltaran las tradiciones constantes, solamente la presencia de los socavones, serían una prueba suficiente de que las minas eran buenas, porque se ha razonado que, en caso contrario hubiera sido incomprensible que los primeros explotadores hubieran trabajado, con tanta constancia y un número tan grande de minas. Todos estos pozos y galerías abandonadas han facilitado en todo tiempo, el estudio de las vetas, porque con ellas se ha orientado su potencia, calidad, rumbo, buzamiento y los minerales que contiene. Según Wolf, al no haber existido vestigios de minas trabajadas, hubiera sido difícil descubrir nuevas vetas.


A más del paisaje, riqueza aurífera, Zaruma tiene en su suelo lugares arqueológicos, que pueden convertirse en centros de atracción turística nacional. Estos sitios pueden significar el aporte de mensajes de una civilización que pasó por estas tierras, que aportarán valiosos datos para nuestra Historia un tanto confusa y enredada en laberinto de teorías no comprobadas. Los sitios que se han señalado en el Cantón, están ubicados en las zonas: Saladillo, en el Río Amarillo; La Chorrera, en la parroquia de Güizhagüiña; Buza, en el Río Calera; Salvias, en el Río del mismo nombre; Cachicarana, en Huertas; y, Pueblo Viejo, en Paccha. Los sitios Huayquichuma y Los Cedros, en la parroquia de Huertas; Shurquillo, San .Antonio, Chilola y Chinchillos, en Paccha; Cerro de Arcos, en Guanazán. Este descubrimiento se debió al interés de la Casa de la Cultura, Núcleo de El Oro, que destacó una Comisión presidida por el estudiosos de los vestigios antiguos, señor Gilberto Maldonado Elizalde, en compañía del arqueólogo y asesor de la Sociedad de Investigaciones y Estudios Arqueológicos de la Provincia de El Oro, Ing. Vicente Hernández.


Por otro lado, vibra el hacha en el aire. Cae el filo, bajo el impulso de los fuertes brazos, sobre el árbol tranquilo que se despierta y cruje a los hachazos; mientras se amarra al tronco la bejuquería, y el árbol vacilante, herido mortalmente se desploma. Así se estremece la montaña, aquel rezago de montaña que nos dejaron los gringos, que aún grifa su dolor en los caminos y vericuetos de la enmarañada. Allí, ya despejada la pampa, la ladera, la playa, surge el arroz, que es palabra de ilusión, sabia palabra que habla del campo y sabe toda la tragedia campesina. Arroz que se siembra a lo largo de las orillas de los Ríos, Calera, Amarillo y otros afluentes, traduciendo una dura campaña, un largo proceso de penosos días; consumo de energías, en lucha mortal con las plagas y en triunfo rotundo sobre las hierbas malas del terreno. Esta es la acuarela, la realidad y sintonía de la Sultana de los Andes: ZARUMA.


Una elegante pila española y árboles ornamentales, forman el lindero del Parque Central de la ciudad de Zaruma. Al fondo se aprecia en la gráfica el edificio del Palacio Municipal. El Parque que actualmente luce la Ciudad, fue la Plaza de Mercado de ayer, en donde se expendían los productos agrícolas del Cantón que organizaban una de las mejores ferias dominicales de la Provincia. La Plaza principal es el único espacio plano, que se levanta frente a la colonial Iglesia Matriz. El resto de la geografía que sirve de plataforma a la Ciudad, tiene un plano laberíntico, con calles que parecen tocar el cielo, de rápidos recortes y casas que permanecen en equilibrio al borde de barrancos. Todo este recorte geográfico está cercado de lomas, empenachadas de platanales y árboles enraizados que sirven de muralla y ornamento. La topografía típica de la ciudad de Zaruma, forma también una psicología caracterizada y peculiar de este pueblo, que a veces es costeño, pero que no deja de ser serrano por la altura en todas maneras es costeño definido, porque ha llegado a la Sultana de los Andes, toda la influencia y embajada de la costeñidad con jaguayanas, desde los pueblos orenses costaneros, con su dialecto, costumbres y vestimentas.


Uno de los carteles del Escudo de Zaruma, de estilo español, porque fueron los españoles los fundadores de la Ciudad y, hacia la izquierda, sobre "Campo de Oro", calzada en un fragmente de la naturaleza del Distrito Aurífero, se yergue la elegante y estilizada Torre de la Iglesia Matriz, que enseña la gráfica. Esta es la reliquia histórica que rememora y ciñe la frente de la Ciudad españolísima, con la aurora de la Libertad del 26 de Noviembre de 1820, destrozando en gesta inmortal que ennoblece a las generaciones, las cadenas de la servidumbre que le habían tenido atada al yugo español, y, proclamando su independencia política, mediante una acción heroica y viril de distinguidos patriotas zarumeños, que dieron, desde ese ángulo de la ecuatorianidad, una lección de dignidad y rebeldías cívicas. Sus nombres que están en el corazón del pueblo zarumeño son: Ambrosio Maldonado, Bonifacio Reyes y Gálvez, Antonio Barzallo, José María Gálvez y José Guzmán y Román; quienes portando por bandera el ideal sublime, con la conciencia nutrida de vigor cívico y el corazón anhiesto de patriotismo, dieron el grito emancipador, destacando así su altivez y amor al terruño. Desde aquel día fulgió en el cielo zarumeño el hermoso sol de la LIBERTAD, apagándose para siempre en el ocaso, la vieja estrella del despotismo esclavizador español.


Cada año que transcurre desde aquella jornada histórica, que marcó el inicio de una nueva era para Zaruma, se enciende en todos los corazones una verdadera llama de recuerdos, en homenaje ferviente a los que lucharon por su libertad, juntamente con una proclamación vigorosa de gratitud para Ellos, profunda y sentida devoción a sus virtudes cívicas, que se hace oración en todos los labios de las generaciones al pie del altar de la Patria.


ReferenciasEditar

Tomado de los textos originales que reposan en el Archivo Histórico de El Oro, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo El Oro, el 26 de enero del 2015 https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_de_la_Cultura_Ecuatoriana

En el acápite sobre LABOR PERIODÍSTICA debe mencionarse que en los años 1944-45 también se publicó el bi-semanario "CONSTRUCCIÓN", de orientación socialista. Entre los promotores y partícipes de la publicación se encontraban entre otros: Eduardo Guzmán Matamoros, Cesar Augusto Vélez Moreira, Braulio Carrión, Eduardo Zambrano. Faltaría investigar si alguien conserva ejemplares del mismo.