Los Tellos de Meneses I: 037

Pág. 037 de 124
Los Tellos de Meneses, primera parte Acto I Félix Lope de Vega y Carpio


MENDO:

               Señor, pues eres
               el dueño de este difunto,
               ¿qué haremos de él?

TELLO MOZO:

               Mendo, hacerle
               sepultura en ese arroyo.

SANCHO:

               ¡Crüel estrella!

MENDO:

               ¡Que llegue
               a morir por oso un hombre!

TELLO MOZO:

               Arrójale, Mendo, y vuelve.
MENDO y SANCHO meten al difunto
               ¿De qué sirve esconderse de tu flecha,
               muerte crüel, pues dondequiera, airada,
               llamas sin voz, y con tu planta helada
               entras donde jamás entró sospecha?
               Para esconderse, muerte, no aprovecha
               la cortina de púrpura bordada;
               porque la mira en la ballesta armada
               desde que nace el hombre tienes hecha.
               Pero este ejemplo, aunque cruel, advierte
               que fue muerte de éste merecida,
               y no por culpa de su triste suerte.
                  Pues claramente da a entender la herida
               que quien como animal tuvo la muerte
               murió en el traje que vistió la vida.

FIN DEL ACTO PRIMERO


Los Tellos de Meneses I de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III