Las hebras que cogía en lazos de oro

Las hebras que cogía en lazos de oro de Fernando de Herrera


 Las hebras que cogía en lazos de oro   
 con arte vuestra blanca y tierna mano,   
 miraba, y el semblante altivo y llano   
 y la florida luz que amando adoro.   
 

 Creía en vos del sacro excelso coro 
 que el esplendor se unía soberano;   
 porque en sombra, aunque bella, y traje humano   
 no vio tal bien el orbe y tal tesoro.   
 

 Cuando rompiste leda el dulce espanto,   
 que de vos parte ausente y solo apena,  
 preguntando: «¿Qué fuerza me arrebata?»   
 

 Yo, que temo partirme, suelto en llanto,   
 digo: «Pienso que a muerte me condena   
 del cruel vuestro amor la saña ingrata».