Las ferias de Madrid: 050

Acto II
Pág. 050 de 143
Las ferias de Madrid Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


Salen ADRIÁN, LUCRECIO y
LEANDRO, en hábito de noche
ADRIÁN:

               ¿A qué parte decís iba la ronda?

LUCRECIO:

               De aquella parte de San Luis arriba.

ADRIÁN:

               No hay secreto lugar que se le esconda.

LUCRECIO:

               Subiendo por la calle de la Oliva
               columbré las linternas, y, de un vuelo,
               bajéme al Carmen, y hacia el Carmen iba.
               Los pies aprieto sin tocar el suelo,
               a la puerta del Sol llego, y adonde
               henchí de colación el pañizuelo.
               Llamé a Leandro, y como ya se esconde
               de unos días acá del trato nuestro,
               al cabo de dos horas me responde.
               Al fin salió, y al aposento vuestro
               venimos ambos, que sin vos no hay gusto.

ADRIÁN:

               En todo os reconozco por maestro.
               ¿Cómo calla Leandro?

LUCRECIO:

               Algún disgusto
               le debe de apretar más que el coleto,
               aunque le viste por extremo justo.

ADRIÁN:

               ¿Qué tienes, Durandarte?


Las ferias de Madrid de Lope de Vega

Personas - Acto I - Acto II - Acto III