La vida de Herodes: 133

Pág. 133 de 151
La vida de Herodes Acto III Tirso de Molina


HERODES:

               Poned'
               nuevas guardas a la infanta.
               Dad un garrote a Josefo.
               No quede mozo ni viejo
               de la estirpe real y santa
               del rey profeta con vida.
               Ponga esto en ejecución
               esa romana legión
               en mi guarda apercebida.
               Mi vida importa su fin;
               muera también el senado
               de los setenta que han dado
               tanta fama al sanhedrín.
               No quede hombre en Israel
               que sangre de David tenga.
               Aunque fama a alcanzar venga
               a Herodes del más crüel
               que vio el mundo, no haya hombre
               que en el siglo venidero
               si un rey quiere pintar fiero
               no le atribuya mi nombre.
               Sangre mi rabia derrame,
               que en ella mi reino fundo.
               Quien cruel fuere en el mundo
               Herodes desde hoy se llame.