La vida de Herodes: 043

Pág. 043 de 151
La vida de Herodes Acto I Tirso de Molina


MARIADNES:

               Yo, sobre el humilde lecho
               de una despreciada choza,
               mis vestidos descompuestos,
               ausente el que aquí me trajo,
               conjeturad pensamientos,
               mi desdicha y vuestro daño,
               y dadme muerte si es cierto.
               ¿Quién duda que si violó
               un cuerpo sin alma el dueño
               bárbaro de este hospedaje,
               que con las alas del miedo
               huiría el justo castigo
               encomendando al silencio
               afrentas que ya la fama
               esparcirá por los vientos?
               ¡Triste de mí! ¿Qué he de hacer?
               Mil veces maldiga el cielo
               al inventor que los gustos
               cifró en el errante vuelo
               de un pájaro codicioso,
               que entre leves pasatiempos
               de plumas que lleva el aire,
               Ícaro al honor ha hecho.
               Mas de la misma cabaña,
               sino del mal que sospecho,
               parece que un pastor sale.
               Hombre, ¿qué buscas adentro?