La vida de Herodes: 015

Pág. 015 de 151
La vida de Herodes Acto I Tirso de Molina


SALOMÉ:

               Perdona si no doy a tu venida,
               invicto hermano, a gusto del deseo
               parabienes retóricos, que duda
               de hablar quien ama agradecida y muda.
Vase SALOMÉ

FASELO:

               Yo, que sin alma todo me vuelvo ojos,
               salamandra de amor, vivo en su llama,
               puesto que ufano de que a tus despojos
               cinceles del valor, plumas la fama,
               pues adoras del sol los rayos rojos,
               mi cortedad perdona, y con tu dama
               coteja esa belleza, aunque en pintura,
               y alaba, si no envidia, mi ventura.

Dale el retrato y vase FASELO