La oración del escéptico

​La oración del escéptico​ de Sully Prudhomme
Nota: Fragmento. Traducción de Miguel Antonio Caro incluída en el libro Traducciones poéticas (1889).

¡Qué horror! Mi duda insulta al Dios que anhelo.
Yo necesito orar; ¡estoy tan solo!
Yo te busco, Señor, en mi camino.
¿Dónde estás? ¿dónde estás? Caigo de hinojos,
Junto las manos y la frente inclino.