La mujer que manda en casa: 037

Escena II
Pág. 037 de 125
La mujer que manda en casa Acto II Tirso de Molina


Sobre unas peñas muy altas
salen DORBÁN y ZABULÓN,
pastores, y abajo CORIOLÍN, pastor
ZABULÓN:

           ¡Ah del monte del Carmelo
           serranos! ¡Abajo, abajo!

CORIOLÍN:

           Tomado lo han a destajo.

LOS DOS:

           ¡Al valle!

CORIOLÍN:

           ¡Al valle, mi agüelo!
           El hambre mos trae de talle
           que andar a pie es trabajo,
           y ellos dalle abajo, abajo.
           ¡Serranos, al valle, al valle!

DORBÁN:

           ¡Ah del monte, ah de la sierra!
           ¡Al valle, al valle a la junta!
           Van bajando

CORIOLÍN:

           Dado le han. ¿A qué se junta,
           si sabéis, toda la tierra?

ZABULÓN:

           A ver si remedio hallamos
           al hambre que padecemos.

DORBÁN:

           Tres años ha que no vemos
           nube en el cielo.

LISARINA:

           Acá estamos
           todos.

CORIOLÍN:

           Lisarina, ¿vos,
           a qué venís?

LISARINA:

           Las mujeres
           también damos pareceres.

ZABULÓN:

           ¿Y serán buenos?