La madrina del cielo: 49

Pág. 49 de 49
La madrina del cielo Tirso de Molina


Llega la VIRGEN y toma las guirnaldas
y póneselas a los desposados
VIRGEN:

               Tened siempre en la memoria
               el premio de la victoria,
               porque la bondad inmensa
               acá os da esta recompensa
               y allá os ha de dar la gloria.
               Estimad con gran pureza
               el favor de su grandeza
               y el que mi Hijo os ha hecho,
               la voluntad de mi pecho
               y vivid con gran limpieza.
               De Domingo la oración,
               del Ángel la intercesión,
               de los cielos la asistencia,
               de Dios la suma clemencia,
               y en premio de la oración,
               cubiertos de casto velo,
               recibiréis gran consuelo
               cuando os venga a la memoria.
               Y aquí hace fin la historia
               de la Madrina del Cielo.
 
FIN DEL AUTO

Fin01.jpg