La madrina del cielo: 26

Pág. 26 de 49
La madrina del cielo Tirso de Molina


Corren la cortina y aparece una cima con una pintura
como boca de infierno, y DIONISIO y DOROTEO que los quiere el
DEMONIO lanzar dentro, y Santo DOMINGO, que tiene echado un rosario
al cuello de DIONISIO y le tiene, y JESÚS Cristo con una
espada desnuda en la mano y la VIRGEN al otro lado
DEMONIO:

               Digo que ha más de diez años
               que han andado en compañía
               haciendo males y engaños,
               sin que se pasase un día
               que no hiciesen graves daños;
               forzando viudas, casadas
               y estrupando las doncellas
               recogidas y guardadas,
               y en vez de satisfacellas,
               era dejarlas robadas;
               quitando a los pasajeros
               de cualquier manera o suerte,
               las haciendas y dineros,
               dándoles la crüel muerte
               como unos leones fieros.
               Nunca hicieron obra buena
               que les fuese meritoria,
               y así, la ley les condena
               a ser privados de gloria,
               padeciendo eterna pena.
               Jamás vieron celebrar
               el misterio de la misa
               que les pudiera salvar;
               todo era contento y risa,
               sin acordarse de orar.


La madrina del cielo de Tirso de Molina

Personas - Auto Sacramental