La madrina del cielo: 06

Pág. 06 de 49
La madrina del cielo Tirso de Molina


DIONISIO:

               Cualquier cosa hasta gozarla
               se tiene en veneración
               hasta poder alcanzarla;
               mas, llegada la ocasión,
               el mejor pago es dejarla.
               Lo que te tuve de amor
               volvió en aborrecimiento;
               llegó a su punto el rigor,
               y entre el deseo y contento
               puso ley el desamor.
               Procura satisfacerte,
               que jamás temí la muerte.
               Quéjate al cielo de mí,
               que no alcanzarás el sí
               ni pienso de jamás verte.

DOROTEO:

               Has hablado a mi contento
               y tu gusto has alcanzado;
               no tomes cosa de asiento.
               Si su persona has gozado,
               dé agora quejas al viento.

Vanse DOROTEO y DIONISIO


La madrina del cielo de Tirso de Molina

Personas - Auto Sacramental