La imperial de Otón: 065

Pág. 065 de 125
La imperial de Otón Acto II Félix Lope de Vega y Carpio


(Salen DON JUAN DE TOLEDO [y] MARGARITA, dama en hábito de paje, con una rodela.)
TOLEDO:

  ¡Ah, qué valeroso Otón!
Que entre tiendas y soldados
son más humanos los reyes
que en sus cortes y palacios
sin conquistarlos por tiros,
atrevidos y enojados,
los de tu dorada llave,
endiosados cortesanos.
Te habla un hombre español
del linaje antiguo y llano,
cuya cabeza es el dueño
de Alba, Coria, Huesca y Carpio.
Este Carpio es el castillo
de aquel famoso Bernardo
que le dejó a los Toledos
por famoso mayorazgo.
Aquel valor tienen todos:
yo, el menor, don Juan me llamo,
con mi jirón de Mendoza
y un poco de Acuña y Bravo.
Pasé a Alemania en disculpa
de Alfonso, rey castellano
elegido Emperador
y depuesto por contrarios;
que si se tardó mi rey
fue con moros peleando,
que no es bien perder los propios
buscando reinos estraños.