La elección por la virtud: 107

Pág. 107 de 138
La elección por la virtud Acto III Tirso de Molina


ASCANIO:

               Estoy en esta ocasión
               en el palacio sagrado,
               villano, que si no...

SIXTO:

               Paso,
               mirad que su santidad
               sale.

ASCANIO:

               De enojo me abraso.

SIXTO:

               (¡Ay, pobreza y humildad, (-Aparte-)
               lo que por vosotras paso!)
Sale EL PAPA, Pío Quinto
y dos FRAILES franciscanos,
siéntase EL PAPA

FRAILE 1:

               De parte de la orden, padre santo,
               a vuestra beatitud pido y suplico
               a fray Félix absuelva del oficio,
               si no quiere que todos nos perdamos.

EL PAPA:

               ¿Pues qué tiene fray Félix?

FRAILE 1:

               Es de modo
               la gran severidad con que castiga
               las más mínimas faltas de nuestra orden,
               que es imposible se conserve y medre
               mientras el lego reine. La clemencia tiene
               en pie las repúblicas y reinos;
               y el castigo y rigor demasiado
               destruye las provincias y ciudades.
               Fuera de que los frailes principales
               que la orden claustral de San Francisco
               honran con sangre ilustre y generosa,
               sienten, y con razón, que los gobierne
               un pastor de las grutas de Montalto.