La elección por la virtud: 103

Pág. 103 de 138
La elección por la virtud Acto III Tirso de Molina


ALEJANDRO:

               Contra esa resolución
               nieto tienes que te herede.

FABRIANO:

               Que le amo, te prometo.

ALEJANDRO:

               Es tu sangre.

FABRIANO:

               Sí lo fuera,
               si mezclada no estuviera
               con la tosca de Pereto.
Vanse los dos.
Salen ASCANIO Colona, DECIO
y SIXTO, de fraile

ASCANIO:

               Dícenme que habéis venido,
               padre, a Roma a pretender
               un capelo, y que habéis sido
               ocasión de suspender el papa,
               el que le he pedido.
               También Octavia, mi hermana,
               se queja que una villana
               esposa se osa llamar
               de Césaro, y estorbar
               lo que en esto Italia gana.