La elección por la virtud: 101

Pág. 101 de 138
La elección por la virtud Acto III Tirso de Molina


Sale el príncipe FABRIANO,
MARCO Antonio y ALEJANDRO
FABRIANO:

               ¿Eso responde el villano?

ALEJANDRO:

               En eso se determina.
               Esposa llama a Sabina
               de Césaro, y que es en vano,
               dice, el que intenta vencer
               con interés su firmeza,
               que estima en más su pobreza
               que tu valor y poder;
               fuera de que ofenderá
               a Dios si se determina
               casar con otro a Sabina
               si con tu hijo lo está.
               esto responde.

MARCO:

               ¡Que ansí
               un rústico vil responda
               a un príncipe, y corresponda
               al valor que vive en ti!
               Ya no siento tanto el ver
               que sea estorbo una villana
               para que Octavia, mi hermana,
               de Césaro sea mujer,
               mezclándose de esta suerte
               la sangre ursina y colona,
               como el ver que a tu persona
               hable un pastor de esta suerte.
               ¡Vive Dios! Que he de quitar
               los estorbos de una vez,
               y que su loca vejez
               las canas ha de bañar
               en la sangre de su hija.