La elección por la virtud: 094

Escena III
Pág. 094 de 138
La elección por la virtud Acto III Tirso de Molina


Salen ALEJANDRO Y PERETO
ALEJANDRO:

               La mano Césaro ha dado
               de esposo a Octavia Colona.
               Ya se ilustra su persona,
               asegurando el cuidado
               de su padre, que hasta agora
               le ha tenido en una torre.
               Pues una vejez socorre,
               y una pobre labradora
               pierde poco en ser gozada
               de un príncipe, no os aflija,
               buen viejo, el ver vuestra hija
               de esa esperanza burlada;
               que el nieto que el cielo os dió,
               como hijo natural
               de Césaro, del sayal,
               que en vuestra casa heredó,
               pasará a la ilustre seda,
               y os honraréis, en efeto,
               con un caballero nieto
               que a pique de heredar queda
               el estado de Fabriano,
               porque Julio, que heredaba
               al príncipe, agora acaba
               de morir; siendo su hermano,
               Césaro, tan venturoso,
               que en el estado sucede.