La elección por la virtud: 093

Pág. 093 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


SIXTO:

               ¡Válgaos Dios! Tened,
               que la que ha de estar en alto
               de la cabeza del Papa
               no es razón que caiga abajo.

EL PAPA:

               No hará, fray Félix, que vos
               la tenéis, y en vuestras manos
               mi tiara está segura,

SIXTO:

               (¡Válgame Dios! ¡qué presagios (-Aparte-)
               tan grandes mi pecho inquietan!)

ASCANIO:

               Padre, el cielo os da su amparo,
               y vuelve por la virtud
               que os da fama y nombre claro.
               Ya supimos quién hurtó
               esta tiara y cuán falso
               fue nuestro loco jüicio.
               Él queda ya castigado,
               y a vos perdón os pedimos.

SIXTO:

               Con él os doy estos brazos.
               (Cielos, dichoso fin tienen (-Aparte-)
               mis rigurosos trabajos;
               los de mi padre volved
               en gusto.)

EL PAPA:

               A bendecir vamos
               el católico estandarte
               de la liga. En vuestras manos
               dió, fray Félix, mi tiara;
               traedla, que os he cobrado
               tanta afición que he de haceros
               mucho favor.

SIXTO:

               Tus pies sacros
               beso mil veces humilde.
               (Miércoles, siempre me ha dado (-Aparte-)
               en tí el cielo buena suerte.)

FRAILE 2:

               ¡Gran dicha!

MARCELO:

               ¡Suceso extraño!
 
FIN DE LA SEGUNDA JORNADA