La elección por la virtud: 089

Pág. 089 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


EL PAPA:

               Cosas de fe aun en duda es bien vellas,
               que aun la fama no más deslustra un hombre.

RODULFO:

               ¡Ah, envidia¡ ¡Qué de honores atropellas!

EL PAPA:

               Vos la leed, que de un ingenio grande
               se puede sospechar cualquier desgracia.

RODULFO:

               ¡Que a tal maldad la envidia se desmande!
               Mas aunque más su fuego y rabia atice
               la verdad vencerá por flaca que ande
               Ansí la carta, padre santo, dice,
Lee
               "El maestro fray Félix Pereto, por católico
               celoso de nuestra Santa Fe, y el más docto de
               nuestra Religión, merece que vuestra Santidad
               le premie en el cargo de Inquisidor de Venecia,
               que está ahora vacante, y en confirmación de
               esta verdad lo firmamos yo y los infrascritos
               por testigos de su abono en esta Universidad
               de Fermo y Monasterio Claustral de San Francisco,
               a 26 de octubre de 1550. El maestro Abostra,
               indigno General de la Orden Claustral de San Francisco--

               Fray Ángelo de Monte--Fray Silvestre Espigio."