La elección por la virtud: 074

Pág. 074 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


SIXTO:

               Háceme contradicción
               la envidia, por ver en mí
               humildad en el linaje,
               letras en la juventud,
               premio y honra en la virtud,
               y llaneza en el lenguaje.
               Hanme hecho predicador
               del papa, y llévalo mal,
               señores, mi general.
               Huyo en fin de su rigor,
               porque ha mandado prenderme,
               y por desacreditarme,
               al papa envía a acusarme,
               y yo, queriendo valerme
               de mi justicia, he venido
               huyendo hasta la montaña.

MARCELO:

               ¡Oh, bien gobernada España
               donde la observancia ha sido
               la que, echando a la claustral
               tiene en ella firme asiento!
               Sabe el cielo lo que siento
               que os trate vuestra orden mal;
               pero no fuera señor
               José de Egipto y su tierra
               a no hacerle tanta guerra
               la envidia. Mostrad valor,
               que a Roma vamos los dos,
               y con nosotros podéis
               ir seguro, si queréis.