La elección por la virtud: 071

Pág. 071 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


Salen ASCANIO Colona
y MARCELO, de camino
ASCANIO:

               ¡Y a qué vais, señor, a Roma?

MARCELO:

               A su santidad me envía
               Venecia y su señoría;
               que el ver cuán a pechos toma
               esta santa guerra y liga,
               ha obligado su tesoro,
               con una tiara de oro
               y piedras con que bendiga
               el estandarte, le ofrece.

ASCANIO:

               La potencia veneciana
               de liberal y cristiana
               el primer nombre merece.

MARCELO:

               A sesenta mil ducados
               ha llegado.

ASCANIO:

               ¡Hermosa pieza;
               y digna de la cabeza
               de un Pío Quinto!

MARCELO:

               Convocados
               los generales están,
               de aquesta liga, el romano
               por la iglesia, el veneciano
               y el fénix de Austria don Juan,
               hijo del flamenco Marte
               y cabeza de la liga.
               Quieren que el papa bendiga
               el católico estandarte,
               donde las armas han puesto
               de la iglesia soberana,
               del rey, y la veneciana
               señoría, y para esto
               me envían con la tiara
               que os he dicho.