La elección por la virtud: 063

Pág. 063 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


CÉSARO:

               ¿Esta serrana
               quién es?

SABINA:

               Camila, mi hermana.
               Ya sabe mis desatinos,
               abrázala.

CAMILA:

               ¿A quién? ¿A mí?
               mas no, nada. Hacéos a un lado.

CÉSARO:

               Abrazadme por cuñado.

CAMILA:

               Por cuñado, aqueso sí.
               ¡Qué buena cara que tien!
               No he visto ojos más garridos.
               Andáos a escoger maridos,
               Sabina, que lo hacéis bien.

CÉSARO:

               ¿Queréis vos uno?

CAMILA:

               ¿Qué manda?
               Nació en las malvas mi gesto.

CÉSARO:

               Que os casaréis; será presto
               la boda.

CAMILA:

               Ya se me anda.

CÉSARO:

               Pues, Camila, yo me encargo
               de casaros, y os prometo
               marido rico y discreto.
               Abrazadme.

CAMILA:

               Es cuento largo.

CÉSARO:

               Tomad aquesta sortija
               y los brazos.

Abrázala