La elección por la virtud: 058

Pág. 058 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


RODULFO:

               Pues dos veces ha salido
               sin que en suertes haya entrado,
               y el cielo le ha señalado,
               él debe de ser servido
               que de aqueste cargo goce.
               Padre, haced que venga aquí.

ABOSTRA:

               ¡Que dos veces salga así
               este villano entre doce!

RODULFO:

               ¡Gran cosa!

ABOSTRA:

               ¡Que por tan ruín
               hombre, mis penas me inquieten!

RODULFO:

               Estos principios prometen
               grande honra, dichoso fin.
               No le llamen, que yo quiero
               darle el cargo y parabién.

ABOSTRA:

               (Y a mí el pésame me den. (-Aparte-)
               Mas pues de envidia me muero,
               y se celebra en Florencia
               capítulo general,
               si soy del orden claustral
               general, la competencia
               me pagará--¡vive el cielo!--
               y que tengo de envialle
               a que ande de valle en valle
               guardando cabras.)

RODULFO:

               Recelo
               que estáis envidioso.