La elección por la virtud: 055

Pág. 055 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


ABOSTRA:

               Doce son los que contiene
               este papel. Cada cual
               fama, experiencia y caudal
               para aquese cargo tiene.
               Ya Roma sabe quien es
               el maestro Tolentino.
               El predicador divino
               tuvo por nombre después
               que con aplauso notable
               le oyó la curia romana.
               Rainaro ya es cosa llana
               que es un púlpito admirable.
               Pues fray Marcos de Espoleto
               tras sí se ha llevado el mundo;
               el Pablo, llaman, segundo
               al elegante Cursieto.
               Florencia dijo por él
               este Adviento, al capuchino,
               el celebrado Antonino
               se llamaba Cademiel;
               y yo, que soy el menor,
               no ha un mes que en la sacra curia...

RODULFO:

               Basta. A nadie se hará injuria.
               Echar suertes es mejor,
               que pues tan iguales son,
               para juzgar como a sabio
               no quiero hacer a once agravio
               por honrar á uno.

ABOSTRA:

               Es razón
               ésa muy justa. Ya están
               todos dentro.