La elección por la virtud: 052

Pág. 052 de 138
La elección por la virtud Acto II Tirso de Molina


SIXTO:

               Si el trono soberano
               de Roma coronara aquesta frente
               con la tiara del pastor romano,
               me levantara de su sacra silla
               y os la besara hincada la rodilla.
               Adiós, Camila; adiós, Sabina amada;
               id con Dios.
Abrázalos

SABINA:

               Aun no habemos vendido
               nuestra leña.

SIXTO:

               Iréis de camarada,
               padre, con los serranos que han venido
               al mercado.

CAMILA:

               No hayáis temor de nada,
               que hartos irán con él.

SIXTO:

               Padre querido,
               mirad que no caigáis.

SABINA:

               Que no hará, hermano.

SIXTO:

               ¿Anda bien el jumento?

SABINA:

               Bien y llano.

Vanse todos.