La elección por la virtud: 045

Pág. 045 de 138
La elección por la virtud Acto I Tirso de Molina


Habla CAMILA a su hermana
CAMILA:

               ¿De qué estás melenconiosa?

SABINA:

               Tengo quillotrada el alma.

CAMILA:

               ¿Quillotrada cómo?

SABINA:

               ¡Ay, Dios!
Saca CHAMOSO una tiara de tres coronas
y pónesela en la cabeza a SIXTO

CHAMOSO:

               Veisle aquí ya coronado.

PASTOR 1:

               ¡Ao! ¡La corona de Papa
               que tien puesta San Gregorio,
               le puso!

PERETO:

               ¿Qué has hecho?

PASTOR 2:

               Estaba
               un poco oscura la igreja,
               y pensando que quitaba
               la del rey, quitéle estotra;
               pero buena pro le haga.

SIXTO:

               (¿Qué es esto, piadosos cielos, (-Aparte-)
               tantos pronósticos? Bastan
               los que he visto, que me inquietan
               los pensamientos y el alma.
               Bien viene aqueste presagio
               ya con las propias palabras
               del astrólogo y la voz
               que tanta inquietud me causan.
               ¿Qué aguardo que no ejecuto
               el principio que me manda
               el cielo para este fin?
               Francisco, vuestra orden sacra
               me ha de recibir por hijo.
               A Escuti me iré mañana
               donde los claustrales tienen
               una noble e insigne casa;
               el hábito he de pedirles
               que ya es cierta mi esperanza,
               y ha de salir victoriosa,
               pues hoy los cielos la amparan.)