La elección por la virtud: 005

Pág. 005 de 138
La elección por la virtud Acto I Tirso de Molina


PERETO:

               Como en mi casa pajiza
               descubierta a la inclemencia
               del cielo, cuando graniza,
               su soberana influencia
               el invierno fertiliza,
               con que, entre el tosco sayal,
               eres vela al natural,
               que en la linterna encubierta
               a su luz abre la puerta
               por viriles de cristal,
               mil cosas me pronosticas.
               Quieran los cielos que cobres,
               hijo, lo que signiflcas,
               y que estas montañas pobres
               tu dicha las vuelva ricas.
               Mas sí harán, que ya han mirado
               el amor que me has cobrado;
               y honra siempre su clemencia
               la paternal obediencia.
Sacan CAMILA Y SABINA, de labradoras,
una mesilla con manteles,
jarro y vaso y pan y un torrezno,
y un banco y una silla de costillas

SABINA:

               Ea, padre, ya está asado
               un torrezno de pernil,
               verdugo del hambre vil,
               para que la vuesa impida.