La elección por la virtud: 003

Pág. 003 de 138
La elección por la virtud Acto I Tirso de Molina


SIXTO:

               Quien os lleva,
               padre, en el alma que aprueba
               esta obligación debida
               a quien el ser que me anima
               me dió, que sois, padre, vos,
               es razón que os lleve encima;
               que el padre, después de Dios,
               la joya es demás estima.
               Y si el padre es el segundo
               después de Dios en el mundo,
               no es bien que os parezca nuevo
               si en el hombro, padre, os llevo;
               que en buena razón me fundo,
               aunque os espanto y asombro;
               pues, según naturaleza,
               he de llevar cuando os nombro,
               padre, a Dios en la cabeza,
               y luego al padre en el hombro,
               que es el segundo lugar
               donde se puede asentar
               la piedad en que me fundo,
               pues sois, en fin, el segundo
               que he de obedecer y amar.

PERETO:

               Ya sé que has de vencer,
               hijo, en razones; mas eso
               conmigo no ha de valer,
               que no es para tanto peso
               tu cuello, ni ha de traer
               cosa que le canse.