La celosa de sí misma: 057

Escena II
Pág. 057 de 153
La celosa de sí misma Acto II Tirso de Molina


Salen doña MAGDALENA,
de luto bizarro, y QUIÑONES
MAGDALENA:

               ¿Qué sacas de encarecer
               la dicha que he conseguido
               en que esposa venga a ser
               del primero que he querido,
               y que llegue a merecer
               las partes que en don Melchor
               rindieron mi voluntad
               su gentileza, valor,
               talle, liberalidad,
               discreción, gracia y amor?
               Pues todas ésas, Quiñones,
               si fueron ponderaciones
               primero de mi afición,
               ya de mis recelos son
               sospechosas ocasiones.