Abrir menú principal

Pág. 17 de 19
La Pedidora Pedro Calderón de la Barca


GRACIOSO:

Yo soy, señora, un vaquero
de tanta opinión y fama,
que siempre se andan tras mí
toros, novillos y vacas;
y así, cuando vengo a veros
traigo tras mí mi vacada.
¿Dónde la hemos de encerrar?

LUCÍA:

Hombre, ¿dónde has de encerrarla
preguntas? ¿Con eso vienes
a hacer mi casa algarrada?

GRACIOSO:

A saber donde venía,
trajera toros de falda;
pero éstos son los más bravos
que en toda la orilla se hallan.