Abrir menú principal

Pág. 16 de 19
La Pedidora Pedro Calderón de la Barca


CAPITÁN:

Lo que se me encarga
a mí, nunca es para menos,
que no soy hombre de chanzas.
Dale fuego, y vuele todo.
(Todos dentro.)

TODOS:

¡Au, au, guarda el toro, guarda!

LUCÍA:

¿Qué es esto?
(Ruido de toros dentro, y sale un GALÁN y el GRACIOSO a caballo, de vaquero.)

GALÁN:

Como un vaquero
me pediste, bella ingrata,
por servirte envié por él
a la orilla de Jarama;
y así, vine a tu obediencia
con caballo y vara larga.