La Ninfa del cielo: 080

Pág. 080 de 123
La Ninfa del cielo Acto II Tirso de Molina


Va a arrojarse NINFA,
y sale un ÁNGEL y detiénela
ÁNGEL:

               Ninfa, no te desesperes;
               que no has de serlo del mar,
               que más hermoso lugar
               te han dedicado.

NINFA:

               ¿Quién eres?

ÁNGEL:

               Un amigo, el más amigo
               que en tus sucesos tuviste;
               que desde que tú naciste
               ha andado siempre contigo.

NINFA:

               No te conozco.

ÁNGEL:

               Después,
               Ninfa, me conocerás,
               y si me sigues, tendrás
               bien de mayor interés.

NINFA:

               Ya seguirte no recelo;
               llévame a cualquier lugar.

ÁNGEL:

               Deja el ser ninfa del mar
               que has de ser ninfa del cielo.
 
FIN DE LA SEGUNA JORNADA