La Ninfa del cielo: 060

Pág. 060 de 123
La Ninfa del cielo Acto II Tirso de Molina


POMPEYO:

               Pues contigo
               seré un Pompeyo, que así
               es mi nombre.

NINFA:

               ¿De adónde eres?

POMPEYO:

               De Casano.

NINFA:

               Si no fueres
               hombre de importancia, aquí
               no te faltara castigo
               como al que a infamias se atreve
               y no es bien consigo lleve
               tu mujer a su enemigo.

MUJER:

               Como muerte no le des,
               hácesme muchas mercedes.

NINFA:

               Partirte a Casano puedes
               luego.

MUJER:

               Bésote los pies.

NINFA:

               Una escuadra de soldados
               haced que baje con ella,
               porque no pueda ofendella
               nadie.

ALEJANDRO:

               Ya están aprestados.

MUJER:

               Dete la Fortuna el bien
               que darte, señora, puede.

POMPEYO:

               Como yo sin ella quede
               viva mil siglos, amén.