La Ninfa del cielo: 041

Pág. 041 de 123
La Ninfa del cielo Acto II Tirso de Molina


DIANA:

               La que llega a cansar a su marido
               no ha menester en las celosas flechas
               averiguar testigos de sospechas,
               ni hacer linces los ojos ni el oído.
               Ni importará sacar contra su olvido
               de Amor las paces una vez deshechas,
               con suspiros, con lágrimas y endechas,
               agua del alma y fuego del sentido.
               Excusar de él querellas me parece;
               haga su curso Amor, que es apetito,
               y aquello que le privan apetece,
               que si estrecharle a celos solicito
               es prisión en que más se ensoberbece,
               y añadirá a un delito otro delito.
Sale ROBERTO

ROBERTO:

               Aquí la duquesa está.
               Siempre que por no encontrarla
               determino barajarla
               más veces la encuentro.

DIANA:

               Ya
               viene en su busca Roberto,
               y de encontrarme le pesa;

ROBERTO:

               Ya me [ha] visto la duquesa.

DIANA:

               (¿Habrán hecho algún concierto (-Aparte-)
               para sus melancolías?)