La Ninfa del cielo: 039

Pág. 039 de 123
La Ninfa del cielo Acto I Tirso de Molina


MÚSICO 2:

               ¿De quien eres no te acuerdas,
               señora?

NINFA:

               Ya de la nave
               no se descubren apenas
               los penoles de las gavias.
               ¡Mal haya, amén, la primera
               mano ingrata que esas tablas
               con resina, pez y brea,
               juntó para mi desdicha
               y para tantas ofensas!
               Pero ¿de qué cosa pudo
               en la mar como en la tierra
               ser la codicia inventora
               que no fuese inorme y fea?
               ¡Qué lejos va de los ojos!
               Ya parece que al sol llega
               tendidas las alas pardas
               el águila de madera.
               ¡Oh, aleve máquina!
               Bajes al centro pedazos hecha,
               porque enseñes las entrañas
               que tantos males encierran,
               ¡y ese ingrato que llevas
               cuando todos escapen, sólo el muera!
 
FIN DE LA PRIMERA JORNADA