La Ninfa del cielo: 021

Pág. 021 de 123
La Ninfa del cielo Acto I Tirso de Molina


NINFA:

               Estos campos y este mar
               diferentemente arados
               rinden feudo a esta alquería
               cada noche y cada día
               de cazas y de pescados
               que me tributa Neptuno
               con el anzuelo y las redes.

CARLOS:

               Ser quiero a tantas mercedes
               agradecido importuno,
               que por fuerza he de aguardar
               algunos criados míos
               que por mar, valles y ríos
               perdidos deben de andar,
               y, no sé si tanto ya
               como yo.

NINFA:

               No lo estáis mucho.

CARLOS:

               ¡Ay cielo! ¿Qué es lo que escucho?

ROBERTO:

               Picada pienso que está
               también; déjala poner
               en el anzuelo que mira
               y luego el carrete tira,
               que también Ninfa es mujer.

CARLOS:

               Roberto, es ninfa del cielo.

ROBERTO:

               Está en carne humana agora.

NINFA:

               (¡Buen talle de hombre!) (-APARTE-)

CARLOS:

               Señora,
               que soy grosero recelo
               en deteneros aquí.