La Ninfa del cielo: 013

Pág. 013 de 123
La Ninfa del cielo Acto I Tirso de Molina


ROBERTO:

               No hay doncella
               de tan extrañas costumbres
               desde un mar al otro mar,
               amiga siempre de andar
               entre brutos y legumbres,
               siendo mujer tan hermosa.
               Tórtola debió de ser
               antes que fuese mujer;
               no puede ser otra cosa,
               porque tanta soledad
               sin admitir compañía
               es de la sospecha mía
               prueba.

LAURA:

               Tañed y cantad,
               que la condesa nuesa ama
               viene.

Sale NINFA, la condesa,
acompañada de muchos
pastores, en un caballo,
con halcón en la mano,
como se ha dicho

CARLOS:

              ¡Gallardía excelente!

MÚSICO 2:

               Venga con bien.

CARLOS:

               Justamente,
               Roberto, Ninfa se llama.